El PAR de Huesca pide al ayuntamiento que determine errores y posibles compensaciones tras el corte de agua

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés ha pedido al ayuntamiento que “tome cuantas medidas sean consecuentes con los inconvenientes generados a muchos miles de oscenses, familias y establecimientos” a resultas de la suspensión del suministro agua potable que a lo largo de la madrugada y toda la mañana del jueves afectó, “a un servicio básico durante demasiadas horas más tarde respecto a lo anunciado” en zonas de los barrios de Santiago, San José, María Auxiliadora y la Encarnación, “es decir, los más densamente poblados de nuestra capital, con cerca de 20.000 habitantes en total, y con bloques más altos, donde se complica la reanudación del abastecimiento”.

Los trabajos de sustitución de válvulas y otros equipos de la red motivaron el corte de agua “que debía durar entre las ocho de la tarde del miércoles y las siete de la mañana del día siguiente, según fue publicado por el ayuntamiento, pero empezó con posterioridad y la realidad es que hubo viviendas, bares, comercios y otros negocios que comenzaron a recuperar el suministro pasadas las dos de la tarde del jueves y en algunos casos después, a causa del sistema de acopio y distribución de los edificios y con problemas subsiguientes en los filtros generales”, explican desde el PAR.

“Este notable retraso -añade el comité de los aragonesistas-, aparte de las molestias inevitables, significó un serio imprevisto para establecimientos hosteleros, peluquerías y otras empresas y centros, que no pudieron atender a sus clientes o para la vida cotidiana de muchas familias, en una mañana laborable y lectiva”.

Por lo tanto, “el ayuntamiento está obligado a determinar qué errores operativos se produjeron, ya que están programadas nuevas obras en la red y no puede en modo alguno repetirse lo sucedido, excediendo el plazo en tanto tiempo. Además, tiene que ponerse a disposición de los afectados y estudiar las posibles compensaciones si hubiera reclamaciones de las empresas perjudicadas o incluso particulares”.

El PAR de Huesca indica que “aparte del error más grave que fue la prolongación de la supresión del servicio, entre los fallos detectados, es patente que la difusión del anuncio de un corte de agua tan extenso no fue correcta. Debió hacerse público con mayor antelación y con más intensidad, contando con la colaboración de las comunidades de vecinos y distribuyendo la información en otros soportes además de los medios de comunicación social o internet, sólo dos días antes. Numerosos oscenses se han quejado de no haber recibido el aviso, cuando se trataba de una interrupción de tanta duración, que de un modo otro, incluía períodos de actividad, por la tarde o inicio del día, en domicilios y bastantes negocios”.

Además, “a la vista de las explicaciones ofrecidas desde el ayuntamiento, tampoco se incluyó en la información previa, las obligaciones de los usuarios, como podía ser no utilizar los desagües en un periodo concreto. Todo ello debe servir para las futuras actuaciones que se va a llevar a cabo”.

El comité municipal de Huesca del Partido Aragonés expresa su “valoración en cuanto a la importancia y dificultad técnica de las obras que se está efectuando, así como por las disculpas presentadas desde el ayuntamiento. Sin embargo, no es suficiente cuando resulta evidente que no se hizo las cosas bien y hay que prevenir de cara a próximos trabajos similares, además de tener muy en cuenta las potenciales reclamaciones que sean formuladas”.

Comentarios