Alta afluencia de público en el Marchus Ville Ainse

feria aínsa medieval

Las entidades organizadoras de este evento que se celebraba en Ainsa durante este fin de semana realizaban un balance muy positivo de la actividad debido a la alta afluencia de visitantes y vecinos tanto en el arqueomercado como en el Seminario “Historia, investigación y didáctica”.

Con el fin de recuperar, reivindicar, valorar y difundir el rico patrimonio de Aínsa como villa medieval, la Asociación Cultural La Morisma, la Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento de Ainsa colaboraban en la organización del Marchus Ville Ainse.

El presidente de la Asociación Cultural la Morisma, Pedro Luis Escartín, destacaba que esta iniciativa tenía un importante éxito por el interés de la actividad y por la excelente respuesta del público que seguía con interés las actividades programadas.

La Plaza Mayor de Aínsa se convertía este fin de semana en un museo viviente, con diez cápsulas históricas que rememoraban los oficios de fustería, botica, abastos, armería, arquería, cocina medieval, almudí, orfebrería y fragua. Es el escenario de un proyecto piloto que conmemoraba la concesión de la reina regente María del documento, firmado en Maella (1423), según el cual se identifica una feria de quince días en esta plaza porticada, y el sello Marchus Ville Ainse, que se imprimía en las piezas elaboradas con metales preciosos por orfebres y plateros locales.

Se trataba de un conjunto de actividades que trasladaban a la villa al 1423 con la representación de antiguos oficios de época medieval. El nombre técnico es arqueomercado, cuidando al máximo detalle: vestuario, prácticas, escribanías; caballerías; armaduras.

Esta actividad tomaba forma de seminario con una profunda vertiente académica. Por ello, la Universidad de Zaragoza estaba implicada con charlas especializadas en la época medieval en la villa de Aínsa. A ello se sumaba el I Seminario ‘Historia, investigación y didáctica’, jornadas dirigidas a cualquier estudiante de la Universidad de Zaragoza, así como de otras universidades españolas.

Origen del nombre: Marchus Ville Aínse

De 1423 data un documento referido a los trabajos de plateros y orfebres que reglamenta la marca legal con su equivalencia en peso; la marca equivale a ocho onzas oscenses y se llamará Marchus Ville Aínse. De ahí que se haya elegido el nombre para esta actividad.

¿Qué es un arqueomercado?

Un arqueomercado es la reconstrucción de un antiguo mercado que muestra, divulga y recrea oficios y prácticas de edades antiguas ya desaparecidas. En este caso, el objetivo es devolver a la plaza de Aínsa al año 1423, reconstruyendo con todo lujo de detalles vestuario, oficios, prácticas, escribanías, documentos, caballerías, armas, armaduras Y cultural material.

En este caso, se perseguía el doble objetivo de divulgar al pasado comercial de Aínsa, reconstruyendo cómo podría haber sido una feria medieval en el citado año y dar a conocer el pasado medieval de la villa, poniendo en escena una reconstrucción de calidad.

Comentarios