El PSOE aragonés, con los abstencionistas

La abstención en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del gobierno había sido la postura defendida por la mayoría de los socialistas aragoneses que participaron en el Comité Federal del PSOE. Al presidente del Gobierno de Aragón y líder del PSOE aragonés, Javier Lambán, se le vio charlar animadamente junto a la presidenta andaluza, Susana Díaz. Sin embargo, Lambán, al igual que los otros dos presidentes autonómicos socialistas que necesitan el apoyo de Podemos, prefirió no intervenir durante el Comité. Los altoaragoneses ya habían anunciado que apoyarían lo que decidiese el Comité Federal y la Junta Gestora.

El líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, ya ha declarado que Javier Lambán "sabe que lo que ha votado quizás sea bueno para sus perspectivas internas en el PSOE a nivel estatal, pero que es seguro que es malo para Aragón".

Según Echenique, "por eso, Lambán ha entrado y salido de Ferraz por el garaje y no ha querido ni intervenir en el Comité Federal ni dar declaraciones a los medios de comunicación. Es el silencio de la vergüenza".

Sí intervino en nombre de los socialistas aragoneses el oscense Víctor Morlán. La postura mayoritaria entre los dirigentes del PSOE Aragón la explicaba así su secretaria de organización, Pilar Alegría, durante un receso del Comité: "Cuando un partido político no tiene la posibilidad de ser la alternativa, no puede ser el líder de un gobierno. La responsabilidad y el respeto a la democracia consiste en respetar la palabra de los ciudadanos en dos votaciones".

Las voces discordantes entre los socialistas aragoneses son escasas. Una de ellas es la de la diputada por Zaragoza, Susana Sumelzo. Tras el comité, Sumelzo volvió a insistir en redes sociales en que "será coherente con sus principios y con los votantes. Adquirí un compromiso", continúa Sumelzo, "y lo cumpliré, No al PP".

Comentarios