Ecologistas en Acción también pide la nulidad para la declaración de la planta de biomasa de Monzón

La organización ambiental ha solicitado la nulidad del procedimiento y la resolución desfavorable al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA). Los ecologistas declaran, en nota de prensa: "Existen evidencias del peligro para la salud de este tipo de instalaciones ya en funcionamiento y existen evidencias de la situación grave de contaminación del aire de la localidad". Ecologistas en Acción presentó el día 14 de octubre alegaciones del proyecto de Incineradora de Biomasa de Monzón en el procedimiento de revisión de oficio.

La asociación ecologista señala "no entendemos que, con la gran cantidad de evidencias de organizaciones de prestigio como el CSIC o el Instituto Carlos III que señalan el incremento de mortalidad por diversos tipos de canceres en localidades en una distancia de 5 km de plantas similares e incluso tres veces más pequeñas se siga avanzando en este proyecto".

La organización insiste en relación a la calidad del aire de Monzón: "repetidos estudios entre el 2009 y el 2013 del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) comparan la calidad del aire de Monzón con ciudades contaminadas como Madrid, Alcobendas o Burgos". Añaden: "existen dudas fundadas y razonadas sobre las mediciones de la red de calidad del aire de Aragón que la Diputación General de Aragón conoce. Exigimos que resuelva la controversia. Queremos la verdad sobre el aire que respiramos."

Los ecologistas inciden en la responsabilidad del INAGA en salvaguardar la salud de la ciudadanía de Monzón ante los intereses privados de Forestalia y apelan al INAGA: "Ahora tienen que responder a nuestras alegaciones y tienen la oportunidad y responsabilidad de declarar el proyecto desfavorable por el gran impacto a la salud de la población de la actividad".

Los ecologistas recuerdan que además de la vía administrativa, la vía judicial continúa abierta. Por un lado, en la audiencia provincial con el recurso de la querella presentada por delitos urbanísticos y contra el medio ambiente y en la sala del contencioso administrativo en Huesca con varios recursos contenciosos administrativos interpuestos a lo largo del procedimiento. Afirman continuar trabajando socialmente con la plataforma local contra la incineradora de biomasa y concluyen: "La ciudadanía necesita saber que respira y tiene el derecho de elegir el aire que respira. Tenemos derecho a una calidad del aire que no dañe nuestra salud y respete nuestras vidas".

Comentarios