Aprobada la dotación económica para la descontaminación de lindano

El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado un gasto plurianual de unos 3.4 millones de euros para la ejecución del servicio de depuración, análisis y gestión del laboratorio en las inmediaciones de Sabiñánigo, la asistencia técnica y seguimiento para los espacios afectados por la contaminación de lindano, HCH. A esto se une la vigilancia del río Gállego, las actividades empresariales y la coordinación de seguridad y salud. Este proyecto podrá contar con ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha resaltado que esta partida da continuidad al proceso largo de descontaminación y al desmantelamiento de las instalaciones de la fábrica de INQUINOSA en Sabiñánigo.

La empresa pública SARGA es la que ha venido realizando hasta la fecha estos trabajos y la que los continuará realizando en el periodo 2017-2019 por un importe de 3.394.915, con cargo al presupuesto de la Comunidad Autónoma de Aragón. Esta partida se divide en tres anualidades la del próximo año es de 1.354.021,83 €, en el 2018 la asignación es de 1.358.790,25 € y en el 2019 es de 682.102,52 €

Este proyecto podrá ser incluido en la certificación 2017 del FEDER, en la propuesta de Programa Operativo para Aragón del período 2014-2020, que corresponde a mejorar el entorno urbano, la rehabilitación de viejas zonas industriales y la reducción de la contaminación del suelo y atmosférica. Por este motivo, para cumplir con los requisitos de información y publicidad de FEDER es por lo que figura expresamente en los documentos del contrato.

En la actual situación, tras el traslado de los residuos del antiguo al nuevo vertedero de Bailín, la obligación de mantener el seguimiento del nuevo vertedero, y ante el inicio de las investigaciones necesarias para desmantelar la fábrica de Inquinosa y la antigua balsa de lixiviados de Sardas, es necesario garantizar la plena operatividad de todas las instalaciones, la continuidad garantizada del servicio de depuración y análisis y el control del nuevo vertedero y superficies afectadas.

En este sentido, se considera que SARGA puede garantizar la continuidad de los trabajos con garantía técnica, con personal propio que actualmente explota las plantas depuradoras y el laboratorio, que ha abordado la Dirección de Obra y control ambiental de los trabajos de desmantelamiento y traslado de residuos y ha asesorado en años anteriores a la Dirección Facultativa de los trabajos de seguimiento y control de la contaminación. Por lo que, este personal tiene el conocimiento necesario para una explotación adecuada y prolongada de las instalaciones.

Los trabajos son imprescindibles para controlar, dentro de los límites permitidos, las concentraciones de contaminantes organoclorados en las aguas superficiales de la cuenca del río Gállego, sobre normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas.

Comentarios