Las OCAS realizan una labor imprescindible de proximidad con el agricultor

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, quería conocer de cerca el trabajo de una de las 52 Oficinas Comarcales Agroambientales (OCAS) que hay en Aragón, visitando la de Sariñena, donde solo al día se reciben ente 20 y 30 visitas y se atienden entre 50 y 70 consultas telefónicas, teniendo en cuenta que se trata de una comarca con una importante actividad agrícola y ganadera.

En su visita, Olona elogiaba la labor que desde estas oficinas desempeñan los técnicos que hacen de nexo de unión entre agricultores y ganaderos con la Administración. Para Olona, son la base de todo el trabajo que se desarrolla en el Departamento en cuanto a ayudas se refiere. El consejero señalaba asimismo que es consciente de las necesidades que tienen todas ellas, pues tienen déficit de medios.

Algunos datos destacados con que en la OCA de Sariñena en 2016 se registraron 5.670 expedientes de entrada, de los cuales casi 1.400 eran referentes a la PAC. En cuanto a la incorporación de jóvenes agricultores han gestionado 20 expedientes y 50 más de modernización de explotaciones. Las autorizaciones de quemas agrícolas también suponen un importante volumen de expedientes, 1.200 el año pasado.

En su vista a Los Monegros, Olona hacía una parada en el grupo de acción local del programa Leader, CEDER Monegros de Grañén. En una reunión con sus responsables intercambiaba opiniones sobre “la importante labor de dinamización del territorio” que estos grupos deben realizar en la “búsqueda de iniciativas innovadoras”, que vayan más allá de los proyectos que ya están funcionando y que no saturen el mercado. Para ello, el consejero cree indispensable la cooperación entre grupos.

En este sentido, el consejero visitaba las instalaciones de una iniciativa empresarial subvencionada con los recursos de dichas medidas. Se trata de la empresa Flumenali, S.L.U., con sede en Grañén, dedicada al envasado de huevos según calidad y peso, provenientes de gallinas criadas en corral.

Asimismo, Olona se interesaba por el trabajo de la explotación agropecuaria “El Tormillo”, ejemplo de cooperación de cuatro socios que han unido sinergias para la explotación de ganado porcino, dando trabajo fijo a 13 personas.

Por último, el titular de Desarrollo Rural y Sostenibilidad se desplazaba a la ermita de San Caprasio en la Sierra de Alcubierre, desde donde se divisan los daños ocasionados en la masa forestal por una tormenta de viento y nieve del pasado mes de febrero.

 

Comentarios