A Vivir Huesca en la feria de la mejor patata del mundo, la de Chía

O al menos es lo que dicen los vecinos de este pequeño pueblo ribagorzano que, desde hace unos años, y gracias a la Asociación de Productores de Patata de Chía, ha recuperado un cultivo que fue clave en la economía del pueblo en la década de los 60. La pata de Chía nace a unos 1.500 metros de altitud y se trabaja con los métodos tradicionales. El 805 de los vecinos de Chía se dedican a su cultivo. Este sábado, se celebra la V Feria de la Patata y A Vivir Huesca se emitirá desde Chía para comprobar si, efectivamente, la de Chía es la mejor pata del mundo.

Audio sin título

La actividad comenzará a las 7, con el encendido de la hoguera y, tres horas después, será la inauguración oficial de la feria que, en esta edición contará con la presencia de la vicepresidenta de DPH, Elisa Sancho. A las 10.30 se abrirá tanto el mercado de artesanos, que se localizará en los aledaños de la plaza nueva y la plaza antigua, como la exposición ganadera en Las Llagunas.

Para los más pequeños se han preparado, a partir de las 11.45 horas, actividades infantiles, manualidades y juegos educativos con la patata y, desde las 11, se podrán realizar paseos a caballo organizados por el centro ecuestre La Barana.

Uno de los platos fuertes de la jornada será la presencia de Los Titiriteros de Binéfar, que, a las 12, comenzarán a recorrer el pueblo con su pasacalles medieval, y el otro, la degustación desde las 12.30 de un plasto típico de montaña ‘el recau’. Antonio Arazo cocinará unos 1.200 litros de este potaje cuya base es la patata acompañada de diferentes verduras judía verde, col y zanahoria, caldo y panceta.

La clausura de la feria será alrededor de las 18.30 horas. A lo largo de la jornada se podrá adquirir patata de Chía en cualquiera de sus dos formatos, la bolsa de 3 kilos o el saco de 25 kilos, en el stand del Centro El Remós.

Este año, desde la Asociación señalaban que se van a poner a la venta unas 60 toneladas de patata de muy buena calidad, puesto que, la sequía ha propiciado que sea una patata dura y sana.

Cabe recordar que, desde 2014, la de Chía es patata con certificado de cultivo ecológico. El próximo reto es poder comercializarla durante todo el año.

Comentarios