El PAR rechaza el “hachazo” de la DGA al presupuesto para las Casas de Aragón

La diputada del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Elena Allué, ha señalado que “la falta de voluntad y apoyo” del Gobierno autonómico a las Casas de Aragón en el Exterior manifestada en una reducción presupuestaria del 39% -199.000 euros para los 66 centros aragoneses frente 438.568 de otros años- “choca de frente con el ‘aragonesismo moderno’ que vendió el presidente Lambán en el debate sobre el estado de la Comunidad de hace unos días y que ya se ha demostrado que no es creíble, como en su momento le dijimos”. Durante el debate sobre política general, recuerda Allué, Javier Lambán hizo hincapié en los esfuerzos de su Ejecutivo para "impulsar un aragonesismo moderno" que defendiera "nuestras señas de identidad", y 20 días después nos encontramos con este “tremendo hachazo” al presupuesto de las Casas de Aragón en el Exterior, encargadas de difundir la identidad aragonesa en el exterior.

Con todo, Elena Allué ha presentado una pregunta formulada a la Consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales para su respuesta oral en pleno para que ofrezca explicaciones, y ha indicado que la decisión del Gobierno PSOE-CHA demuestra la escasa voluntad política de la DGA “con una caída presupuestaria del 39% es imposible que estos centros encargados de difundir de la identidad aragonesa y las tradiciones de Aragón fuera de nuestras fronteras puedan realizar su labor con eficacia”.

El PAR defiende que las Casas de Aragón son fundamentales y vitales ya que, no sólo representan a Aragón en el exterior, sino que también difunden “nuestra identidad y tradiciones manteniendo el vínculo aragonés más allá de nuestras fronteras”.

En los antecedentes de la iniciativa el Partido Aragonés recuerda que el Estatuto de Autonomía de Aragón establece en su artículo 8 que "los poderes públicos aragoneses velarán para que las Comunidades aragonesas asentadas fuera de Aragón puedan, en la forma y con el alcance que una Ley de Cortes aragonesas determine, participar en la vida social y cultural de Aragón sin que ello suponga en ningún caso la concesión de derechos políticos".

Elena Allué ha recordado que, históricamente, un alto número de aragoneses se han visto obligados a salir de su tierra debido a “razones sociales, económicas y de toda índole”. Por lo que en el año 2.000 “impulsamos una Ley” para regular las relaciones con las comunidades aragonesas en el exterior “estábamos seguros entonces y lo estamos ahora, de la necesidad de estrechar lazos entre los poderes públicos aragoneses con la gente de Aragón que un día tuvieron que marcharse de aquí”. Por eso anunciamos la presentación de más propuestas destinadas a la “recuperación” de partidas económicas “suficientes” para que “estos centros” puedan cumplir con la labor para la que fueron creados y que en el PAR consideramos “fundamental”.

Comentarios