Chía vive una animada jornada con la patata como protagonista

a vivir chía

Vecinos de la Ribagorza, de comarcas próximas como Sobrarbe, Somontano o Cinca Medio, de localidades como Huesca, Zaragoza o Barcelona, se acercaban este sábado hasta la localidad ribagorzana de Chía para disfrutar de la V Feria de la Patata. La prueba, de la cantidad de gente que reunía este evento, eran las más de 1.400 raciones de ‘recau’ que se consumían. El programa A Vivir Huesca trasladaba con su estudio móvil la importancia de esta jornada.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

A las 7 de la mañana se encendía la hoguera y a las 8 comenzaba a cocinarse el ‘recau’ con, entre otros ingredientes, 150 kilos de patatas, comenzaban a llegar los artesanos del mercado, y también las vacas que se exponían en Las Llagunas, donde se instalaban hinchables para los niños y donde, a lo largo de la mañana se realizaban paseos a caballo.

La inauguración oficial del evento se realizaba a las 10con presencia de Maribel de Pablo, diputada del área de desarrollo de DPH, quien felicitaba a la asociación por haber sabido sacar adelante un proyecto como el de la patata de Chía, Destacaba la importancia de citas como la feria que, señalaba reúne a vecinos y visitantes, y ponía el acento en la importancia de impulsar proyectos que ayudan a reinventarse y a resistir y, por lo tanto, asentar población.

El alcalde de Chía, Enrique Barrau agradecía la presencia de todos los que se habían acercado hasta Chía para disfrutar del día. Acerca de la despoblación decía, que los pueblos pequeños juegan con desventaja aunque, en el caso de Chía, con una población de unos 90 habitantes, hay 14 ó 15 niños. Agradecía el papel de DPH y Comarca por el apoyo a los pueblos pequeños.

Lourdes Pena, presidente de la Comarca de la Ribagorza, felicitaba a la Asociación de Productores de Patata por sacar adelante una iniciativa que fija población y, añadía, serían necesarias muchas más para continuar creciendo. Destacaba también la labor de Asociación Guayente y pedía a la Diputación que siga apostando por los pueblos y el entorno rural.

Por parte de la Asociación Guayente, su presidenta, Conchi Artero, destacaba que el de la pata de Chía es un proyecto que responde a los objetivos de la asociación: el bienestar de la gente de los pueblos de la comarca y el desarrollo socioeconómico y cultural del territorio y ejemplo, de ello, decía es la patata de Chía. Explicaba, que, desde la asociación, se sigue investigando con otros productos para poder seguir el ejemplo de Chía pensando en los colectivos desfavorecidos y los pueblos pequeños y alejados.

Este año, la feria presentaba novedades, además de en el apartado gastronómico, en las actividades que se realizaban con la presencia de Los Titiriteros de Binéfar.

Este año, a pesar de la sequía, la patata de Chía es una patata sana y de muy buena calidad. Se espera comercializar unas 60 toneladas de patata ecológica, prueba con ese certificado, del respeto por el entorno.

El centro El Remos, de personas con discapacidad, sigue siendo el único comercializador de este producto.

Comentarios