Teatro, exposiciones y música comparten cartel en noviembre en Graus

Con noviembre llega, a Graus, el teatro de sala, con el ciclo Mero Teatro, pero el penúltimo mes del año, también traerá exposiciones, la de Javier Broto, y la de la arquitecta Fina Royo y la música de la banda de la Asociación Cultural Gradense para celebrar Santa Cecilia.

El sábado, 12, en el Salamero, la Banda de Música A. C. Gradense ofrecerá un concierto homenaje a Luisón de Fierro y Tomás Ardanuy. Y el sábado 26, llegará también al teatro Salamero, la segunda de las obras de Mero Teatro, con Diego Peña y su espectáculo “13+1”.

Dos serán las exposiciones que, durante este mes, se puedan ver en Espacio Pirineos. Del 3 al 26 de noviembre, en la nave central, “Tres pies y medio, 1141 metros”, es el título del proyecto artístico realizado por Javier Broto en 2014 y que le valió la concesión de la Beca Antonio Saura de la Diputación de Huesca. La exposición forma parte del programa de itinerancias de la Diputación de Huesca.

Javier Broto presenta en la exposición una instalación en la que traslada su experiencia de mirar y caminar por la sierra de Guara. El proyecto está formado por una amplia selección de pequeñas fotografías en blanco y negro tomadas durante sus paseos por el territorio oscense, inspirándose principalmente en pirineístas como Lucien Briet o Ricardo Compairé, y por un plano cartográfico emocional.

Y del 5 al 26, en la sala 2, “Señales” de la arquitecta Fina Royo que presenta esta exposición de acuarelas después de su instalación en la Sala Barhaus de Tarragona el pasado verano.

“La señal como símbolo, gesto o signo que informa o alerta. La señal sustituye la palabra escrita o el lenguaje y a menudo obedece a convenciones fácilmente interpretables”. La muestra surge a partir de una mirada focalizada sobre pequeños fragmentos de la naturaleza encontrados en los márgenes de los caminos, con hojas, ramas, piedras... Poco a poco, la autora imprime un enfoque distinto, con la incorporación de las señales como signos sugerentes de estos itinerarios, marcas para guiar, orientar y dar confianza; huellas inseparables de un lugar que el tiempo ha tejido con un diálogo nuevo, tallando una piedra, envolviendo un tronco, compartiendo una rama, matizando una sombra.

El resultado es este conjunto de recortes del paisaje es la serie de acuarelas agrupados en la muestra por familias: Penumbras, Sombras, Grietas,Vientose Indicios. Cada una de las familias ofrece una melodía sutilmente diferente, con un rumor constante: el interés por la huella humana en la memoria del lugar y el renovado vínculo con el entorno.

Las localizaciones de las acuarelas de la exposición “Señales” son diversas. Desde las comarcas tarraconenses del Baix Camp y Priorat; pasando por la leridana de l’Alta Ribagorça; y hasta la comarca aragonesa de Ribagorza, de la que entre otras señales, figuran las existentes en el camino que nace en Graus, cruza el río Ésera y asciende por la margen izquierda del río Isábena hasta la antigua ermita románica de Sant Bartolomé.

Comentarios