Los empresarios temen una desaceleración de la economía que lleve a un frenazo del crecimiento

El presidente de CEOS-CEPYME Huesca, Carlos Bistuer, asegura que los datos del paro del pasado mes de octubre tienen un carácter agridulce, por el número de parados al alza, pero por otro lado, por el incremento de los cotizantes a la Seguridad Social en el cómputo interanual. Bisuter recuerda que ya se dijo que habría inercia económica hasta la vuelta del verano, pero ha empezado a notarse una caída en el tercer trimestre y ya se enfila la última parte del año con cierta preocupación. No tanto por lo que está pasando, sino por lo que se espera para el próximo año, con un gran frenazo al crecimiento y a la creación de empleo.

Las medidas necesarias, en opinión de los empresarios, pasan por varias reformas: del Estatuto de los Trabajadores, de la Administración del Estado para equilibrar las cuentas y eliminar el déficit público y de los procesos de educación. También piden unidad de mercado para evitar que cada Comunidad Autónoma actúe por su cuenta.

Bistuer no contempla, de momento, una recadía en la crisis, pero sí unos crecimientos que realmente sean incapaces de absorber las bolsas de paro que hay en este momento.

El paro subió en octubre en la provincia en 273 personas, situándose en 11.012, lo que supone un 2,54% más. La variación interanual recoge un descenso del 14,45%. Esta subida mensual y descenso interanual del paro en Huesca, en línea con el comportamiento de Aragón y el conjunto de España, supone un peor comportamiento mensual en la provincia, ligado al fin de contrataciones estivales. En Huesca se acumulan ya 38 meses consecutivos de descensos interanuales.

Por sectores hay un aumento mensual del desempleo en Servicios y Agricultura, ligadas a actividades estacionales, y descenso en el resto de sectores y en el colectivo sin empleo anterior. También hay caída interanual en todos los sectores, destacando los fuertes descensos porcentuales en Agricultura, Construcción e Industria.

Por lo que se refiere al número de afiliados, en Huesca en octubre se contabilizaron 89.359. Hay un descenso de 2.368, lo que supone un -2,58%. Es un importante descenso de la afiliación, contrario al comportamiento de aumento de trabajadores en Aragón y el conjunto de España. La variación interanual recoge un incremento de 2.446 afiliados, un 2,81% más. Son 35 meses consecutivos de crecimiento.

Y en relación a los contratos nuevos, en Huesca ha habido 6.767. Son 1.314 menos, un -16,26%. La caída mensual es tanto de contatación indefinida como de temporal, sobre todo de esta última, más vinculada a las actividades estacionales. La variación interanual tiene un ligero incremento de 293 contrataciones, un 4,53% más, en línea con el comportamiento de Aragón y España. Destaca que se han firmado 81.179 contratos nuevos entre enero y octubre en Huesca, 5.668 contratos más (7,51%) que en el mismo periodo de 2015. Un 8,7% del total han sido indefinidos.

Comentarios