Diecisiete nuevas adhesiones al Sistema Arbitral de Consumo

La dirección general de protección a consumidores y usuarios celebraba en Graus, en la sede de la Comarca, el acto de adhesión al sistema arbitral de consumo con la entrega de diplomas a los 17 nuevos adheridos y de reconocimientos a otras 23 empresas ya adheridas. Así, el Gobierno de Aragón, reconoce el trabajo y el esfuerzo que llevan a cabo empresas de turismo, hostelería y otros sectores de la provincia de Huesca en defensa de los derechos de los consumidores.

El director general de protección de consumidores y usuarios, Pablo Martínez, que presidía el acto, acompañado por Sagrario Salas, presidenta de la Junta Arbitral de Consumo, se refería a la Ribagorza como territorio modélico por, entre otras cuestiones, el número de adhesiones que ponen de manifiesto el dinamismo empresarial.

Pablo Martínez destacaba el esfuerzo que desde el Gobierno de Aragón se está haciendo por promocionar la utilización del sistema arbitral como mecanismo para la resolución de conflictos de consumo. Las resoluciones de arbitral de consumo se cumplen, decía, con el mismo valor que una sentencia judicial pero con diferencias como la de no tener que acudir a la justicia.

Señalaba que desde la dirección general se quiere seguir avanzando en los distintivos regulando cuestiones como hojas de reclamaciones o calidad en consumo.

La presidenta de los empresarios de Ribagorza, Marta Balaguer, señalaba que distintivos como el del Sistema Arbitral de Consumo otorgan un valor añadido a las empresas que lo ostentan.

La presidenta de la Comarca, Lourdes Pena, explicaba que desde el ente supramunicipal se ha apostado por la oficina comarcal de información al consumidor. Animaba y agradecía a los empresarios su trabajo en el medio rural, ayudando a fijar población.

La Junta Arbitral de Consumo es un servicio gratuito adscrito a la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón que se ha consolidado como una alternativa a la vía judicial en los conflictos relacionados con los derechos de los consumidores.

 

El arbitraje está basado esencialmente en la voluntariedad de las partes que aceptan someterse a la decisión de un tribunal de arbitraje compuesto por tres miembros: representantes de las asociaciones de consumidores, de las organizaciones empresariales y de la Administración.

 

Actualmente, la Junta Arbitral de Consumo de Aragón cuenta con un censo de más de 4.400 establecimientos, profesionales y empresas adheridas que ofrecen a sus clientes la garantía del arbitraje de consumo ante posibles disconformidades que pudieran surgir en la venta de bienes o en la prestación de servicios.

Comentarios