IU abandona el acuerdo de gobierno en la DGA pero en Huesca no peligra el pacto del tripartito

La presidencia del partido de IU ha dejado en suspenso el acuerdo de investidura y también el firmado por toda la izquierda en las Cortes. El motivo, la falta de confianza generada después de que el PSOE aragonés haya propiciado la investidura de Mariano Rajoy algo que va a imposibilitar que se cumplan las políticas pactadas entre ambos partidos. En Huesca capital, Cambiar, que forma equipo de gobierno con el PSOE y Aragón Sí Puede, no tiene previsto modificar este pacto. Si que quieren analizar a nivel local los impactos del nuevo Gobierno en el trabajo del consistorio oscense.

En la DGA la historia es diferente. Se acabó, dice Adolfo Barrena, coordinador de IU Aragón, "el tiempo del teatro" y pasan a la oposición. Se ha producido "una pérdida de confianza clarísima" y "ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos, el momento del teatro y ya no vale eso de que Ariza para allá es una cosa y de Ariza para acá es otra", ha remarcado Adolfo Barrena. "Lo que hacemos es emplazar a Lambán para que clarifique este tipo de situaciones".

No se han cumplido los 35 medidas a las que se comprometió el Ejecutivo de Lambán y ahora, llevarlas a cabo será en algunos casos imposible como, por ejemplo, el techo de gasto, porque "es evidente que va a impedir algunas de las políticas que Lambán quiere desarrollar aquí". Por eso, Barrena remarca que "el PSOE debe asumir su responsabilidad" y recuerda que el PP "ya se ha anunciado a más recortes sociales".

Por eso, Barrena dice que van a estar vigilantes con las políticas que desarrolle el PSOE en todas las instituciones. Lo más inmediato, lo complicado que va a resultar llegar a acuerdos en los próximos presupuestos regionales y "Lambán sabe que depende de los que se apruebe en Madrid". Lambán "ha tomado una decisión que ha sido continuar con la política de austeridad y eso marca lo que va a haber después aquí", incide Barrena.

Sada, optimista

El portavoz socialista en las Cortes, a pesar de la decisión de Izquierda Unida, y de los avisos constantes de Podemos, se mantiene optimista. Javier Sada piensa que por responsabilidad con los ciudadanos, estas formaciones hablarán con el Gobierno de Aragón, al menos, de las líneas generales de los próximos presupuestos. Ha hecho un llamamiento a la tranquilidad y a rebajar las tensiones. Y considera que el portavoz socialista considera que es fundamental definir con el resto de las izquierdas las líneas básicas de las cuentas del año que viene. Además, "hay una cuestión que hemos anunciado", ha remarcado Sada: "En Aragón habrá presupuestos progresistas o no habrá". Eso supondría prorrogar los de este año.

Comentarios