El alcalde de Ayerbe llama a la tranquilidad tras los robos pero reclama más seguridad en el medio rural

El alcalde de Ayerbe, Antonio Biescas, llama a sus vecinos a la tranquilidad, tras los robos que han sufrido esta semana, aunque también les pide precaución, y que tomen las medidas oportunas para estar protegidos. No dejar abiertas puertas o ventanas, y no dar pistas de dónde guardan objetos o material de valor. Biescas se reúne con la Guardia Civil para poder poner en común medidas para evitar robos.

El alcalde también critica lo desprotegido que está en ocasiones el medio rural, y reivindica la necesidad de más efectivos. Instalaciones agrícolas, ganaderas, restaurantes y comercios, e incluso casas particulares se encuentran a veces indefensas.

En todos los pueblos hay cada cierto tiempo algún robo. En Ayerbe últimamente había habido en viviendas, comercios, y restaurantes. Pero en la madrugada del miércoles al jueves se vivió uno de película. El ladrón o ladrones, con un plan previsiblemente bien estudiado con anterioridad, entraron al edificio de la Cooperativa del Campo, en la tienda se llevaron material y enseres, como 200 litros de aceite o latas de conserva. Luego subieron a la 2ª planta, y en el Centro Joven reventaron la máquina de comida, cogiendo todos los productos y la recaudación. Salieron de ese edificio, céntrico y cercano al Cuartel de la Guardia Civil, al que habían accedido por detrás, desde un lugar poco visible, y se fueron a una casa particular en una calle poco transitada. Allí supieron dónde encontrar las llaves de un vehículo, que sustrajeron y utilizaron para huir y transportar lo robado.

Un suceso que parece de un guión de cine, pero que fue muy real, y el alcalde Antonio Biescas lamenta que se pierde el trabajo de mucha gente. Espera que no se vuelvan a repetir sucesos así en Ayerbe, y que no se tengan que sentir desprotegidos.

Comentarios