Cada vez más profesionales se involucran a la hora de mediar para gestionar conflictos

La Casa de la Cultura de Monzón ha acogido una sesión informativa del Colegio de Trabajadores Sociales de Aragón, en Colaboración con el Gobierno de Aragón, al objeto de aprender a gestionar conflictos desde la mediación. José Hernán Cortes, abogado, era el encargado de abordar la cuestión en el ámbito familiar.

En este sentido destacaba, que ahora son muchos los conflictos que se generan, a raíz de las separaciones en las que hay hijos de por medio. La idea es conseguir un entorno de diálogo que sirva para solucionar el problema, sin tener que llegar a otras instancias. Hernán señalaba que incluso aunque, al final se llegue a juicio, la actitud es distinta por las partes.

En cuanto a los conflictos que se llevan a mediación, al margen de los familiares se apuntan a los relacionados entre vecinos.

Las jornadas, que cuentan con el apoyo de la Comarca del Cinca Medio, sirven para ver aspectos de la mediación. La representante del colegio de Trabajadores Sociales, Cristina Sola, incidía que el fin es poder trabajar en un entorno de paz.

El conflicto es un fenómeno universal que afecta a todos los ámbitos de la vida, y es, además, un hecho inherente a la interacción humana, porque las diferencias de opiniones, deseos o intereses son inevitables entre las personas, por lo que un método eficaz para la gestión de conflictos es la mediación, que conlleva la solución del conflicto desde la participación y acuerdo entre las partes, convirtiendo el acuerdo en algo que se asume por quienes mantienen el conflicto con mucho mayor interés que cuando la resolución al conflicto es impuesta por una tercera parte ajena a los enfrentados.

La mediación promueve la cultura del diálogo. Es decir, ayuda a fortalecer el respeto, la empatía y el entendimiento mutuo. Su práctica supone un aprendizaje y un adiestramiento en la resolución positiva de conflictos, presentes y futuros. Por tanto, tiene un alto potencial, puesto que tiende a favorecer conductas autónomas, a actuar según reglas que consensuamos y construirnos, a hacernos responsables de nuestras propias disputas, tanto en lo que las motivó como en la manera de resolverlas.

Comentarios