FAPAR firma el pacto por la Educación por responsabilidad y con compromiso firme de seguir trabajando por la Escuela pública de Aragón

OPINIÓN

Desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón de centros públicos, FAPAR, valoramos y agradecemos todo el trabajo y esfuerzo que las personas, las organizaciones y colectivos de la Educación, han realizado a lo largo de todos estos meses.

Entendemos que se ha hecho una labor que, sin duda, es un paso positivo e importante hacia ese Pacto por la Educación con el que todos, cada cual a su manera, soñamos.

FAPAR ha tenido voluntad de participar en la elaboración de un pacto desde el principio. Por ello hemos estado sentadas cuatro compañeras de la organización en todas y cada una de las sesiones. Hemos compartido el trabajo, hemos debatido y discutido los disensos, hemos aportado y negociado… y finalmente hemos sometido el texto final en los órganos de gestión de nuestra organización, a un intenso debate.

En FAPAR siempre hemos creído que para cambiar las cosas no basta solo con criticarlas desde fuera y tener la oportunidad de participar para mejorarlas, también nos exige, desde la responsabilidad, no quedarnos al margen.

Así que, pese a aspectos mejorables para la Escuela Pública en particular y para el conjunto del alumnado en general, por los que trabajaremos a partir de hoy, y haciendo un esfuerzo importante de responsabilidad y de generosidad, hemos decidido firmar el pacto. Con esta firma queremos poner de manifiesto nuestra capacidad para consensuar mostrando lo que tan a menudo todos predicamos pero tan pocas veces ponemos en práctica.

Nos hubiera gustado que el Pacto se hubiera firmado unánimemente por todos los colectivos que han trabajado este texto. Asimismo, nos hubiera gustado que el Pacto fuera más contundente en la defensa de la Escuela Pública y todos sus principios, que nosotros consideramos garantes de cohesión territorial, equidad e integración y calidad, a los que nunca renunciará FAPAR, y seguirá exigiendo al gobierno de Aragón sea cual sea su composición política, pero asumimos, desde la propia definición del concepto de pacto, que todos hacemos concesiones para construir y que el documento no es individualmente el de cada una de nuestras organizaciones, sino el de todas las que lo suscribimos. Y así lo ponen de manifiesto las 249 acciones que el documento contiene, que recogen distintas sensibilidades, en las que nos podemos ver identificados en mayor y en menor medida y que, en general tienen un objetivo claro y común: la mejora en la formación de nuestro alumnado y por ende, de nuestro sistema educativo.

Por parte de FAPAR nace un compromiso firme de trabajar y velar por el desarrollo, cumplimiento y mejora de este Pacto.

Para ello queremos trasladar en primer lugar un mensaje al actual Gobierno autonómico, para demandarle que estas acciones tenga la financiación que precisen para que sean una realidad. Todos sabemos que el dinero que se gasta en Educación supone una inversión y la apuesta de verdad por la Educación se muestra en los presupuestos. La firma de este Pacto coincide con la elaboración de nuestros presupuestos autonómicos, por ello el Gobierno tiene una oportunidad para apostar por este Pacto

En segundo lugar, nuestro mensaje va dirigido a todos los partidos políticos, también presentes en el Consejo Escolar de Aragón, que ahora tienen el reto de continuar con el trabajo que las distintas organizaciones hemos empezado. Porque de ellos dependerá que finalmente el Pacto Educativo sea posible. Las organizaciones firmantes hemos dado muestras de capacidad, responsabilidad y generosidad. No esperamos menos de nuestros políticos.

Finalmente, quiero agradecer a los responsables del Consejo Escolar de Aragón, órgano representativo de la pluralidad de organizaciones y sectores que integran la Comunidad educativa aragonesa, que nos hayan permitido este intenso, difícil y apasionante trabajo

Comentarios