Ferreiro: “Tenemos que demostrar que somos fuertes en casa”

SD Huesca entrenamiento IFP Montearagón

La SD Huesca tiene un complicado partido el sábado ante el Oviedo en el Alcoraz, a partir de las 16 horas, con uno de los equipos más en forma de la competición y que lleva siete jornadas sin perder, lo que le ha situado en la segunda posición, en ascenso directo, y que ha disparado la euforia en los asturianos que tras su larga travesía en la 2ª B durante 12 años, sueñan con volver a Primera División.

El Huesca le recibe en un Alcoraz donde los de Anquela han mostrado su fortaleza este año con 13 puntos de los 18 que ha disputado y con cuatro victorias, tres de ellas consecutivas. Por eso, como decía Ferreiro, “tenemos que demostrar que somos fuertes en casa”, indicando también que “el equipo se encuentra cómodo en casa”, donde se han hecho buenos partidos y se ha cortado la buena racha de rivales como el Mirandés que llegaba también con nueve jornadas sin conocer la derrota y en Huesca fue la primera.

Ferreiro reconocía que hay que recuperarse de la derrota en Cádiz donde “no gustó perder” y para Ferreiro “el resultado fue injusto”. Ahora reconoce que el Oviedo será “un rival dificilísimo” ya que es el menos goleado de la categoría con 7 tantos en contra y además “rentabiliza bien los goles que marca”.

La liga está muy igualada y el extremo gallego apunta que “le puedes ganar al primero y perder con el último, está todo muy igualado”. El Huesca está haciendo bien las cosas y entiende que haya ilusión y el vestuario confía “en hacer un buen año”, llegar primero a los 50 puntos y luego habrá tiempo para soñar.

Sigue la semana de entrenamientos con la plantilla muy justa por las bajas por lesión de Camacho, Carlos David y Aguilera, que evoluciona bien de sus problemas musculares, y de Alexander y Cmiljanic que están con sus selecciones. Bambock se retiraba un poco antes del entreno de este martes por problemas estomacales, pero se espera que no sea nada grave.

Comentarios