El PP advierte que es necesario reformar el plan urbanístico para reconvertir el punto zoológico

Punto Zoológico Huesca Parque Miguel Servet

Los populares en el Ayuntamiento de Huesca advierten que el tripartito prevé invertir 60.000 euros para reconvertir lo que llaman "el zoo de Elboj" en un aula de la naturaleza. Indican que se da la circunstancia de que la citada instalación, tras el fracaso del proyecto zoológico, ya se había calificado como centro educativo.

El concejal 'popular' José Miguel Veintemilla denuncia que, de entrada, se dan dos circunstancias que por sí solas constituyen un "despropósito". Por un lado, "los 60.000 euros no estaban incluidos en el presupuesto original de 2016, por lo que el tripartito ha tenido que improvisar una modificación que ya fue aprobada en pleno. En segundo lugar, el tripartito no tuvo en cuenta la necesidad de modificar el Plan General de Ordenación Urbana para permitir la reapertura de esa instalación como centro educativo. El PGOU no permite ese tipo de usos en el parque Miguel Servet. El tripartito, una vez más, ha empezado la casa por ventana", señala Veintemilla.

En su origen, la creación del punto zoológico fue una decisión del PSOE durante el mandato de Fernando Elboj, como proyecto integrante del llamado Plan E para el fomento de empleo. Su coste ascendió a más de 160.000 euros, de los que 135.000 fueron aportados por el citado Plan de Zapatero en 2009.

La presión vecinal fue una de las claves que explica el declive del punto zoológico debido al hedor y los ruidos que producía. Paulatinamente, la instalación fue perdiendo su sentido original y ya durante el mandato socialista, aunque aún se mantenían algunos animales, fue derivando a infraestructura para las brigadas municipales.

El punto zoológico despertó de inmediato las críticas de la oposición, que ponían  en duda tanto la oportunidad de emplear subvenciones destinadas a la creación de empleo como a un proceso de selección que consideraban "arbitrario".

Se da la circunstancia de que la revitalización de esas instalaciones formaba parte del programa electoral de Cambiar Huesca y ha sido asumido por el tripartito. Izquierda Unida forma parte de la agrupación de colectivos que integran Cambiar Huesca. Desde el inicio del proyecto de Elboj, en 2009, IU se manifestó en su contra. Pilar Novales era concejal de Izquierda Unida en 2010 y es ahora portavoz de Cambiar Huesca, promotora del nuevo proyecto.

Veintemilla considera que "modificar el PGOU para satisfacer el antojo de Cambiar Huesca es un despropósito que pone de manifiesto tanto la permanente improvisación del tripartito como sus prioridades para el desarrollo de la ciudad". Precisamente, el Plan General de Ordenación Urbana fue aprobado en 2003 con los votos del PSOE e Izquierda Unida. Ese cúmulo de circunstancias llevan a los 'populares' a denunciar "la frivolidad del tripartito en su gestión de las cuentas públicas como el sometimiento de la ciudad a intereses partidistas de una oportunidad tan discutible".

Comentarios