Cataluña quiere blindar el Museo de Diocesano de Lérida declarándolo “de interés nacional”

Museo de Diocesano de Lérida

Cataluña ha puesto una nueva traba en el camino para que los bienes que están en Lérida no vuelvan a la provincia de Huesca. En esta ocasión la Junta de Museos de Cataluña ha dado el visto bueno para la declaración del Museo Diocesano de Lérida “de interés nacional” al considerar que tiene un carácter especial para el patrimonio de esa comunidad.

Entre las condiciones que plantean para esta decisión destaca la importancia y el valor elevado del conjunto de bienes culturales de sus colecciones y el interés de su patrimonio museístico según informa EFE.

Con este programa el Departamento de Cultura certifica su "firme compromiso con la totalidad del conjunto de monumentos e instituciones museísticas y patrimoniales de las tierras de Lérida, y muy especialmente con el Museo de Lérida, en un momento en que la integridad de las colecciones del museo se encuentran amenazadas por el pleito sobre la titularidad de los bienes procedentes del antiguo Real Monasterio de Sijena", concluye Cultura.

En su dictamen, la Junta de Museos determina que las colecciones del Museo de Lérida reúnen un conjunto de bienes culturales que abarcan prácticamente todas las épocas de la historia y del arte de Cataluña y las hacen patentes a través de objetos destacados.

El informe destaca, asimismo, "el papel fundamental que ha jugado en este hecho el obispado de Lérida, al que pertenecían hasta hace sólo 21 años una parte considerable de municipios aragoneses".

En este sentido, el dictamen corrobora que "el conjunto del museo de Lleida es indispensable, pues, no sólo para entender la historia y la cultura catalanas sino, incluso, las de Aragón".

Dicha estrategia, llamada "Compromiso con el arte y el patrimonio de Lérida", tiene como fin, según explicó entonces Vila, intentar quitar el foco del conflicto judicial entre Cataluña con Aragón por las obras del monasterio de Sijena, parte de las cuales se encuentran precisamente en el museo leridano.

Comentarios