Los nuevos hidrantes de los polígonos industriales darán más seguridad en caso de incendio

hidrantes

El 22 de junio del pasado año se declaraba un impresionante incendio en la nave de Talleres Anjoma, en el polígono de Martínez de Velasco. La virulencia del fuego ponía en jaque a los bomberos. Ante la falta de hidrantes en la zona, los camiones de bomberos debían ir a rellenar las cisternas al pozo de San Jorge. En ese momento se vio la necesidad de dotar de hidrantes a los polígonos industriales de la ciudad. En los últimos meses se han dispuesto 8 hidrantes, con un coste de 53.000 euros, en las zonas de Algascar, Ingeniero Pano e Ingeniero Susín. Forman parte de un proyecto de 30 hidrantes que se dispondrán en todos los polígonos, con un presupuesto de 180.000 euros.

El hidrante del cruce de la calle Badajoz con Algascar era visitado por el alcalde de Huesca, Luis Felipe, quien recordaba que está dentro de la planificación del ayuntamiento de Huesca en materia de seguridad. Es necesario garantizar la seguridad contra incendios, más en un polígono industrial. Tras aquel incendio se vio la necesidad de hacer un chequeo y de acometer las mejoras necesarias.

Luis Felipe decía que este es el mandato de las obras que no se ven, pero que son necesarias para dar calidad y garantizar la seguridad.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, recordaba que desde el servicio de bomberos se estableció la prioridad de empezar por estos polígonos, y en los próximos años acometerán el resto, siguiendo el orden de La Magantina, Monzú y Sepes. Con ello, tendrán los polígonos con mayores garantías para atender un suceso, en el caso de que se produjera.

Ésta es una de las obras que se financian con cargo al convenido de presidencia del Gobierno de Aragón. La empresa Pryobra 2010 ha sido la encargada de realizar el trabajo.

El jefe de los bomberos, Daniel Muñoz, recordaba que la normativa contra incendios evoluciona y los polígonos habían quedado desfasados, por lo que se ha acometido este tipo de hidrantes normalizados. Se trata de dos racores tipo Barcelona, con un diámetro de 70 mm. capaces de dar un caudal al servicio de bomberos de 350 litros por minuto, una cantidad suficiente para, en caso de un incendio, poder afrontarlo con garantías y no tener que establecer norias de venículos para hacer las recargas en el parque de bomberos o en otros hidrantes más lejanos.

Los trabajos no se han limitado a disponer los hidrantes. Se ha aprovechado para hacer mejoras, poniendo tuberías de un diámetro mayor. Así, se han colocado 240 metros lineales de tubo nuevo, con un diámetro suficiente para poder suministrar en condiciones óptimas el agua a los hidrantes nuevos que se han colocado.

Se ha comenzado por el polígono de Martínez de Velasco porque es el que tenía las instalaciones de redes de abastecimiento más antiguas y con un peor suministro. El resto de polígonos, algo más modernos, tienen una mayor densidad de hidrantes.

o

Comentarios