Comienza el juicio contra el joven que causó la muerte a un guardia civil en Barbastro

guardia civil

El joven Abraham Giménez se enfrenta este lunes y martes al juicio por el atropello del guardia civil José Antonio Pérez en Barbastro el pasado 4 de marzo. Era menor al cometer los hechos que reconoció en interrogatorio de la Fiscalía de Menores y se le investiga como presunto autor de siete delitos de diversa gravedad: homicidio, atentado a agentes de la autoridad con vehículo a motor; conducción temeraria, conducción sin licencia y hasta tres tipos de delito por lesiones.

A priori, hay dos claves determinantes en este proceso judicial. Por un lado, las medidas que se le imponen al conductor, ya que la acusación pública pide ocho años de internamiento y la particular la amplía dos años más (es la pena máxima para un caso de menores). La otra clave importante consistirá en determinar la responsabilidad de los tres acompañantes en el vehículo, también menores, puesto que el auto de la acusación pública no establece ninguna medida para ellos, pero la acusación particular entiende que también debe contemplarse su responsabilidad en los hechos.

El menor que se atribuyó a sí mismo la conducción del vehículo se encuentra en el Centro de Menores cerrado de Juslibol en Zaragoza desde el pasado 6 de marzo. Sus tres acompañantes quedaron bajo tutela familiar.

RELATO DEL SUCESO

Según recogía la investigación, los dos agentes ubicados en la rotonda de los cuarteles en Barbastro, en la N-240, realizaban un control de alcoholemia y drogas y daban el alto a un vehículo. En un primer momento, el coche se detuvo y el agente se dirigió a los ocupantes para ofrecer el etilómetro. En ese momento, cogieron por el brazo al agente y el vehículo inició la marcha arrastrándolo casi 500 metros e impactando con otro vehículo que circulaba por esta carretera con tres ocupantes, de los que dos resultaron heridos. Debido a esta colisión el agente de la Guardia Civil perdía la vida. Los ocupantes abandonaron el coche y emprendieron la fuga a pie.

En pocos minutos, se detuvo a tres de los ocupantes del vehículo, que fueron conducidos a dependencias de la Guardia Civil de la localidad para ser interrogados. La cuarta persona era detenida en la jornada de este sábado.

El agente fallecido era José Antonio Pérez Pérez de 54 años de edad y natural de Zamora, aunque residía en Barbastro desde hace 27 años, donde trabajaba como guardia civil de tráfico. Estaba casado y tenía una hija.

Comentarios