ASP Huesca advierte al PSOE que cumplir el pacto puede no ser suficiente para apoyar el gobierno

ASP-Huesca-Entabán celebraba una asamblea en la que como punto destacado del Orden del Día se trataba la situación política actual a nivel estatal, aragonesa  y de cómo ello afecta a su participación en el gobierno municipal. Desde esta formación se reafirman en el compromiso con sus votantes y la  ciudadanía oscense en general, así como con el cumplimiento con hechos del programa electoral y acuerdos de gobierno.  En poco más de un año en el Ayuntamiento de Huesca, se han implementado alrededor del 80% de las propuestas de gobierno incluidas en el pacto firmado. 

Aunque el pacto de gobierno municipal que firmaron se cumpliera al 100%, eso no significará que  sea suficiente, indican.  Recuerdan que el que hayan firmado un pacto de gobierno municipal, no les convierte en miembros del PSOE o de Cambiar Huesca. Señalan que tienen voz y decisiones propias: las de su asamblea.

Indican que las Oficinas de Lengua Aragonesa y de Vivienda son una realidad, que se ha puesto en marcha una bolsa de vivienda que antes no existía. La participación ciudadana y de las asociaciones, es una realidad. Propuestas que llevaban en su programa electoral y que se están cumpliendo,  forzando al equipo de gobierno a su aplicación. Por lo que están razonablemente satisfechos con su aportación al gobierno municipal. Aunque quieren advertir que la política que se realice a nivel de Aragón y a nivel estatal no les es indiferente.

Acordaban estar muy alerta ante cualquier cambio político que pueda suceder. Advierten que van a estar vigilantes en cada votación que se produzca tanto en las Cortes Aragonesas como en el Congreso de los Diputados de Madrid. Y que atenderán a los “hechos y no a las palabras” de sus socios de gobierno.

Que cualquier actuación en Aragon y Madrid se valorará en detalle. Si deriva la existencia de líneas rojas, no dudarán en tomar las determinaciones que procedan. Señalan que están en política para cambiar las cosas,  no para ocupar sillones. Si la asamblea considerase en un futuro próximo o más lejano, que una “línea roja” les obliga a dejar el gobierno municipal, lo abandonarán sin dilación.

Comentarios