Monzón acogía la clausura del Año de la Misericordia

La Diócesis de Barbastro-Monzón ha celebrado este domingo 13 de noviembre la clausura del Año de la Misericordia con una ceremonia que tenía lugar en la Catedral de Santa María de Monzón, y que era oficiada por el Obispo Ángel Pérez con la presencia de cientos de fieles.

Previamente, se realizaba una procesión desde el Convento de Santa Clara hasta la catedral, en la que participaban las cofradías, las bandas de tambores, y el Santo Cristo de Graus.

El acto de apertura se celebraba hace un año en Barbastro siguiendo un guion similar, y por ello, ahora el Obispo quería que se clausurara en Monzón, de forma que se han compartido los principales actos de esta conmemoración entre las dos ciudades más importantes de la diócesis.

La celebración del Año de la Misericordia fue instituida por el Papa Francisco con el objetivo de poner en relieve la Misericordia de Dios.

Este domingo el Santo Cristo volvía a salir de Graus. Era la tercera vez, en 600 años, que sucedía esta circunstancia. En esta ocasión, el Santo Cristo, a petición del obispo de la diócesis Barbastro Monzón, Ángel Pérez, viajaba a Monzón para clausurar el Año Jubilar de la Misericordia.

El 13 de diciembre de 2015, el Santo Cristo salió de Graus con motivo de la inauguración, en Barbastro, del Año Jubilar de la Misericordia.

La primera ocasión en la que el Santo Cristo viajó fuera de Graus fue en el año 1955, a Valencia, con motivo de la canonización de San Vicente Ferrer.

Cabe recordar que, en los 600 años que se cumplen desde que San Vicente Ferrer dejara el Santo Cristo en Graus, sólo en las tres ocasiones citadas, la imagen ha salido de Graus.

El Santo Cristo sólo sale de su capilla para procesionar el 14 de septiembre, durante las fiestas de Graus, aunque la conmemoración del 600 aniversario, dejó también, el 27 de junio de 2015, un hecho extraordinario, como fue la procesión bajo palio del Santo Cristo acompañado por autoridades, prior, cofrades, danzantes y gaiteros.

Comentarios