El IASS cuenta con nueva sede en Huesca

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, inauguraba la nueva sede del Instituto Aragonés de Servicios Sociales de Huesca, en el antiguo edificio del Banco de España, con el fin de unificar en un mismo edificio la mayoría de los servicios para facilitar y agilizar los trámites de los ciudadanos, además de dotar de más operatividad y coordinación a los trabajadores de las diferentes áreas.

Lambán, acompañado de la consejera de Ciudadanía y Derechos sociales, Mariví Broto, ha destacado la importancia de los servicios sociales durante esta legislatura, lo que ha permitido que el pasado mes de octubre se haya podido atender a 600 dependientes más, según los datos provisionales. Es la cifra de incorporaciones más alta de los últimos cinco años. Ahora mismo hay 3.500 dependientes más atendidos que cuando comenzó la actual legislatura.

El presupuesto para 2016 del IASS, “del que ahora conmemoramos su 20 aniversario”, es el segundo más alto de su historia, por detrás del año 2009, y el porcentualmente más significativo respecto a los presupuestos de la comunidad, el 7% del total.

Para Lambán, tan importante es la cifra de personas atendidas como la de creación de puestos de trabajo que lleva aparejado este impulso, y que según calcula la Asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales, asciende a 400 puestos de trabajo, muchos ocupados por mujeres que viven en el mundo rural, ya sea en residencias de mayores o dentro del programa de ayuda a domicilio. “Seguimos demostrando que la solidaridad es rentable”, ha subrayado Javier Lambán.

Si hay nuevos presupuestos en 2017, Lambán ha asegurado que la cifra mejoraría y sería un “avance histórico en los servicios sociales”.

También ha recordado que si el Gobierno de España aportara el 50% de la financiación de la Ley de Dependencia, como marca la ley, no habría lista de espera. Según la justificación de 2015, el Gobierno de Aragón aportó 188 millones a la dependencia y el estatal 31: 84% frente al 16%, cuando debería ser al 50%. Además, insiste, el Gobierno central no tiene en cuenta la dispersión territorial, el envejecimiento de la población y la despoblación.

Atención a dependientes moderados

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, también ha recordado que el Programa de Promoción de la Autonomía Personal entra en marcha el 16 de noviembre. Se puso en marcha de forma piloto en Barbastro y Borja y se amplía a 18 centros del IASS de toda la Comunidad. Se calcula que llegará a 900 dependientes de grado 1 (leves o moderados), para los que se tratará de prevenir el empeoramiento del su estado de estas personas mediante sesiones de fisioterapia, terapia ocupacional, etc.

Broto ha asegurado que el objetivo del Gobierno de Aragón es convertir al IASS en una administración “ágil y moderna” y prueba de ello son los decretos aprobados que agilizan la gestión y que han logrado que se haya puesto al día la gestión del IAI que reciben 7.000 personas.

Actualmente, no hay lista de espera en los centros de discapacidad, gracias a la ampliación del acuerdo marco anterior en un 15% en plazas y presupuesto y también se ha registrado un aumento del 30% de las plazas concertadas para mayores en materia de residencias.

También se está trabajando en nuevas herramientas informáticas y en la dignificación de los espacios de atención, como es la nueva sede del IASS en Huesca.

El Gobierno de Aragón quiere ir más allá y poner en marcha la Renta Social Básica, uno de los compromisos de Gobierno. Se llevó a las Cortes en febrero y se ha demorado por la tramitación parlamentaria. Es un proyecto esencial y de mayor volumen económico que otras leyes que se han aprobado recientemente.

Comentarios