El Ayuntamiento de Huesca trabaja en el control de colonias de gatos

reunión gatos medio ambiente Carmen García

Diferentes asociaciones que trabajan atendiendo a animales abandonados, junto a los responsables de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca mantenían un encuentro para analizar la situación en la que se encuentran las diferentes colonias de gatos que habitan en la capital oscense. Una de las propuestas fue la de la creación de un mapa donde se localice el radio de acción de las diferentes colonias felinas existentes.

Estas colonias se consideran útiles en una ciudad, ya que constituyen una forma natural de mantener controladas diferentes especies de animales, especialmente ratas y ciertos tipos de insectos, pero es necesario ejercer cierto control sobre las mismas, pues si se descontrolan pueden generar una enorme cantidad de gatos, y aumentar la suciedad en las zonas en las que viven.

Las protectoras colaborarán en la elaboración de este mapa, en el que se incluirá toda la información de los trabajos que estas han ido realizando al respecto durante los últimos años.

Durante la reunión se trató también el tema de establecer un protocolo de actuación para alimentar, desparasitar y esterilizar estas colonias felinas. Es precisamente en esta última parte, la esterilización, en la que el Ayuntamiento de Huesca quiere incidir para evitar que la población felina aumente.

Carmen García explicaba al finalizar la reunión que “es importante saber mantener unas colonias de gatos callejeros controladas y saludables para poder evitar los problemas de suciedad que generan las que están descontroladas. También debemos ayudar en la gestión y cuidados y la posterior adopción de los gatos que han sido abandonados, ya que es falso que puedan sobrevivir sin problemas en la calle”.

Por todo ello se establecerá un segundo protocolo de trabajo con las asociaciones que se dedican a recoger a aquellos gatos que han sido abandonados o que se han extraviado. Del mismo modo que los gatos nacidos en libertad en el seno de una colonia no se suelen adaptar a vivir en un hogar, aquellos que han nacido en una casa no saben dónde cazar o encontrar comida y suelen acabar muriendo de hambre o a causa de enfermedades de las que no están inmunizados, ya que el resto de gatos callejeros no suelen aceptarles en las colonias. Las asociaciones se encargan de localizar y rescatar a esos gatos abandonados y de buscarles familias adoptantes. En este sentido, en el protocolo se establecerá cómo actuar en estos casos, especialmente en aquellos en los que el animal rescatado presente lesiones o enfermedades, y cómo y dónde se pueden refugiar estos hasta el momento de su adopción.

Comentarios