NOZAR Hotels & Resorts presenta la temporada invernal del Balneario de Panticosa y Boí Taüll

En Madrid NOZAR Hotel & Resorts ha presentado las novedades de la temporada de invierno de sus dos complejos turísticos, Boí Taüll, situado en el corazón de los Pirineos leridanos; y el Resort Balneario de Panticosa, en el pirineo oscense, que comenzará el próximo 2 de diciembre.

Dentro de la nueva etapa para el Resort Balneario de Panticosa, los responsables prevén recibir un 16% más de visitantes respecto al invierno anterior, lo que supondrá llegar a los 60.000 clientes alojados, y un 12,5 % más de ingresos que en el ejercicio anterior. La mayoría de los visitantes del Resort procederán de la Península, aunque también se espera un alto porcentaje de turistas franceses.

Una de las inversiones más destacadas es la renovación completa de la piscina exterior y la reapertura del Balneario Infantil en el Palacio Termal Termas de Tiberio, con previsión de apertura para el puente de la Purísima, el 2 de diciembre.

También está previsto finalizar una serie de actuaciones para mejorar el entorno del Balneario y la recuperación de algunos de los iconos del patrimonio. En este sentido, la retirada del Edificio Prefabricado anexo a la Pista de Esquí de Fondo, que durante años ha generado un impacto visual negativo, es una clara prueba del compromiso de la empresa para impulsar el esplendor del destino.

En cuanto de Boí Taüll, la compañía espera vender 120.000 forfaits esta temporada, un 20% más que el mismo periodo del año anterior. Esto será posible gracias, entre otras cosas, a que Actius de Muntanya, sociedad dependiente de la Generalitat de Catalunya, ha realizado un inversión de 1,6 millones de euros para la temporada de invierno con el objetivo de consolidar su papel como motor económico de la comarca de la Alta Ribagorça.

Comentarios