El alcalde de Monzón se reúne con el Consejero Delegado de FerroGlobe para hablar de Hidro Nitro

Este viernes Álvaro Burrell se reúne con Pedro Larrea, Consejero Delegado de FerroGlobe, para hablar de Hidro Nitro y el anuncio de la posible venta de las centrales hidroeléctricas del grupo, que afectaría al futuro de la empresa de ferroaleaciones ubicada en Monzón, según confirmaba en la sección mensual en Radio Monzón en la que responde a las preguntas de los oyentes.

El alcalde va con un mensaje claro como es hablar de la importancia de la empresa en el futuro de la ciudad y que es importante mantener el binomio de saltos de agua y ferroaleaciones, para garantizar la supervivencia de la misma.

El encuentro se producirá, tras el encuentro informativo que tendrá lugar este jueves, entre el tejido asociativo y político de la ciudad con el comité de Hidro Nitro.

Recordar que en la reunión que el Consejero Delegado de FerroGlobe mantuvo el pasado 26 de octubre con el Comité de Empresa Europeo y un día después con el Comité de Empresa de Hidro Nitro Española, se informó de que se tienen importantes ofertas de compra de todos los activos hidroeléctricos, algo que desde el grupo se ve como una oportunidad de generar recursos para acometer inversiones industriales de futuro. Sin embargo, los representantes de los trabajadores de Hidro Nitro se oponen a ese planteamiento y por ello, están llevando a cabo una serie de movilizaciones.

El pasado 3 de noviembre, los trabajadores se concentraban a las puertas de la factoría para mostrar su oposición a la posible venta de las centrales hidroeléctricas del grupo FerroGlobe. Asimismo, explicaban la situación a la consejera de Industria y Empleo, Marta Gastón, y a los portavoces del Ayuntamiento de Monzón, al objeto de recabar su apoyo como se venía haciendo meses anteriores con la comparecencia en las Cortes de Aragón y con mociones en instituciones reclamando la exención parcial o total del impuesto medioambiental de la DGA, o para prolongar los arrendamientos hidroeléctricos hasta 2061, ya que tienen una caducidad de enero de 2019.

El comité de empresa recuerda que en el ámbito de esta fábrica, sus centrales han sido y han permitido siempre el mantenimiento de una actividad industrial gran consumidora de energía, y por ello, se oponen a que tal operación financiera se pueda realizar.

Comentarios