Ecologistas en Acción está valorando el archivo del recurso contra la biomasa de Monzón

La Audiencia Provincial de Huesca decidía el archivo del recurso presentado a la decisión del sobreseimiento libre en el Juzgado Nº 1 de Monzón de la querella criminal contra cuatro técnicos (dos del Ayuntamiento y dos del INAGA). En el texto se les acusaba de un presunto delito contra la Ordenación del Territorio en la tramitación realizada para la concesión de la Autorización Ambiental Integrada, al objeto de la instalación de una planta de biomasa. Una de las cuestiones en las que se incidía es su ubicación en la localidad a 600 metros del casco urbano.

La planta está impulsada desde Forestalia, a través de Solmasol. Ecologistas en Acción están estudiando el auto que daría por finalizada la vía penal contra los funcionarios en el sentido de continuar en otras instancias o acudir al contencioso administrativo para lo que será determinante las garantías económicas que pudieran exigirse a la asociación.

En breve tomarán una decisión en uno u otro sentido mientras que siguen mostrando su total rechazo a la ubicación, como decía Jorge Senán de Ecologistas, por los daños perjudiciales para la salud que supondría su actividad tan cerca del casco. Además, consideran inviable el proyecto ya que precisaría que el 18% del regadío de la zona se dedicara a plantaciones de chopo o eucaliptos frente a cultivos como el maíz.

Ecologistas con respecto al archivo inicial consideran que no estaba clara la motivación de los informes emitidos por las técnicos, que falta por practicar la prueba de otros informes públicos que dicen todo lo contrario y que hay contradicciones entre las declaraciones.

Solmasol

Desde Solmasol, la empresa promotora de la planta de biomasa de Monzón, se considera la noticia como "lógica y esperable tras la contundencia del auto de archivo del Juzgado de Monzón contra una querella ecologista y un recurso que no tenían base ni fundamento alguno, más allá del propósito de obstaculizar un proyecto de energía renovable, limpia, sostenible y generadora de empleo en Monzón, Cinca Medio y comarcas cercanas.

El proyecto tiene un apoyo ampliamente mayoritario en el tejido social y político de Monzón. Conocido el auto de archivo, desde Solmasol se recuerda la oferta de diálogo y de estudio de posibles mejoras adicionales a un proyecto.

Cabe recordar que en estos momentos el INAGA continúa con la revisión de oficio de la Declaración Integrada de Impacto Ambiental de la Planta de Biomasa.

La empresa habla de unos doscientos puestos de trabajo entre directos e indirectos, aunque estimaciones iniciales hablaban de 700 y la quema de 51 toneladas a la hora de chopos, eucaliptos y cañas para generar energía eléctrica por cogeneración.

Comentarios