El primer fin de semana de diciembre quedará abierta al tráfico toda la carretera del Monrepós

obras visera Monrepós desprendimientos

Fomento está a punto de finalizar la construcción de una galería de protección sobre la calzada en la A-23, en el puerto de Monrepós, para garantizar su seguridad tras los desprendimientos de rocas del pasado mes de marzo. Con ello se abrirán al tráfico de subida todas las vías de esta carretera. Ya en su día, el que hasta ahora era subsecretario de Fomento, Mario Garcés, anunció que se pondrían en marcha antes del inicio de la temporada de nieve. La Subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, ha confirmado que será el viernes 2 de diciembre.

El Ministerio de Fomento ha construido una galería de protección de 250 metros sobre la calzada del Monrepós en el punto kilométrico 377, como solución para garantizar la seguridad en la autovía después del desprendimiento de rocas ocurrido el pasado mes de marzo que afectó a este tramo de la carretera. Esta visera cubrirá completamente la carretera, que quedará parcialmente abierta del lado valle, disponiendo pilares en el margen de la misma. Además se realizó un tratamiento previo del talud para garantizar la seguridad de los trabajos de construcción de la vía.

Esta solución se adoptaba tras un informe técnico por parte del Cedex para los servicios técnicos de la Dirección General de Carreteras.

La obra se realizó tras haber trabajado en el tratamiento previo del talud. Se procedió al desescombro del material deslizado y se retiró la montera de uno de los taludes que afectaba a su estabilidad. Se instalaron drenajes californianos (de 8 m de longitud y 10º de inclinación) con el objeto de intentar extraer el agua, principal causante del problema ya que está situado en zona de umbría que con el hielo acentuaría su efecto. Del mismo modo se realizó el bulonado del talud (en cuadrícula de 4x4 con bulones de 25 mm de diámetro y 8 m de profundidad).

Comentarios