En el último año, 8 de cada 10 empleos creados en Aragón ha beneficiado a mujeres

El mercado laboral aragonés va a cumplir su tercer año consecutivo con aumento del empleo. La empresa Adecco ha elaborado el IV Monitor Anual Adecco de Ocupación para Aragón: un detallado análisis de la evolución del empleo por ocupación. El fin de este estudio es analizar los puestos de trabajo que se están creando en la comunidad, desde diferentes ángulos sociodemográficos y económicos. En esta primera entrega se analiza el perfil demográfico de los nuevos ocupados en Aragón: sexo, edad, nacionalidad y nivel de formación alcanzado. En este periodo, el número de ocupados en Aragón ha aumentado en 3.600 personas, siendo las mujeres las principales beneficiadas. Los empleos creados han beneficiado a personas de 25 y más años, así como a menores de 25. Ha crecido el número de ocupados en dos de los cuatro niveles formativos, quienes cuentan con la segunda etapa de la secundaria y con formación superior. Y mientras los españoles residentes en Aragón han captado 4.300 nuevos empleos, los inmigrantes han perdido 700.

Según los últimos datos oficiales, el número de ocupados en Aragón alcanza en la actualidad a 554.700 personas, de las cuales 310.100 son varones y 244.600 son mujeres. En el último año el número de ocupados ha aumentado en 3.600 personas (+0,7%) y con este suman diez los trimestres consecutivos con incremento interanual del empleo, hecho que no se registraba desde junio de 2008. Sin embargo, es un crecimiento sensiblemente menor al registrado a nivel nacional (+2,7%).

El empleo ha crecido en todas las autonomías, pero Aragón destaca por ser la segunda autonomía con el incremento más reducido, solo por delante de La Rioja (+0,5%). Junto a la Comunidad de Madrid (+0,9%) son las únicas tres regiones donde la ocupación ha crecido por debajo del 1%.

A diferencia de lo que ocurría hace un año, cuando la creación de empleo aragonesa beneficiaba a los hombres (recibían 2 de cada 3 nuevos empleos), ahora son mujeres las principales beneficiadas. Mientras ellos han captado 600 empleos (+0,2% interanual y un 16,7% del total), las mujeres han acaparado 3.100 puestos (+1,3% y el 86,1% del total). A pesar de haber conseguido la mayor parte de los nuevos empleos aragoneses, el colectivo de mujeres ocupadas es el que menos ha crecido entre todas las autonomías. Los mayores incrementos interanuales han correspondido a Murcia (+7,2%), Canarias (+6,3%) y Cantabria (+5,1%).

El mayor incremento del empleo femenino no ha evitado que en Aragón los hombres continúen ocupando una mayor proporción de puestos de trabajo que en la media nacional: 55,9% frente al 54,6%. Aragón es la sexta autonomía que mayor proporción del empleo total asigna al sexo masculino.

Comparando la distribución geográfica del empleo del tercer trimestre de 2016 con la del mismo trimestre de 2008, se observa que Aragón ha reducido ligeramente su participación, que ha pasado de ser del 3,1% al 3% ahora. Sin embargo, esa leve reducción ha permitido que Baleares y Murcia superen a Aragón, dejando de ser la décima autonomía con mayor número de ocupados para ser ahora la duodécima.

Cuando se compara el número de ocupados actuales con el de 2008, se encuentra una pérdida acumulada de empleo del 12,3% en Aragón, más profunda que el 9,9% sufrido a nivel nacional. En el caso masculino, esta pérdida acumulada es de un 14,8% en la autonomía aragonesa, muy similar al 14,6% de todo el país. En cambio, la pérdida de puestos de trabajo femeninos no solo resulta más profunda que la media nacional (-8,9% y -3,4%, respectivamente) sino que es la mayor a nivel autonómico.

Los empleos creados en los últimos doce meses en Aragón han beneficiado tanto a personas de 25 y más años de edad (empleo adulto: 2.900 puestos; +0,6%) como a menores de 25 (empleo joven: 700 plazas; +2,8%). En el primer caso, es un incremento más débil que el obtenido a nivel nacional (+2,7%). Pero en el caso del empleo juvenil, el resultado aragonés resulta mejor que la creación de empleo para personas de entre 16 y 24 años registrada en el total nacional (+1,9%).

El incremento del empleo de adultos en Aragón es el más reducido entre todas las comunidades autónomas junto con el de La Rioja.

Distinto es el caso del empleo juvenil, pues Aragón ha mejorado lo realizado por nueve autonomías, ocho de las cuales han destruido empleo en esa franja de edad. Cuando se desglosan por sexo los datos de cada grupo de edad, encontramos en Aragón una gran disparidad. El empleo de hombres de 25 y más años de edad tiene un incremento interanual de un 0,6% (el quinto peor resultado a nivel autonómico, equivalente a 1.800 nuevas plazas), al mismo tiempo que se ha perdido el 8,2% de los empleos de varones jóvenes (pérdida de 8.200 empleos y también el quinto peor dato regional).

En el caso del empleo femenino ambos grupos de edad han aumentado su empleo. Sin embargo, mientras el número de mujeres adultas con empleo ha aumentado un 0,5% interanual (la segunda peor variación a nivel autonómico, equivalente a 1.100 nuevos empleos), el de mujeres de entre 16 y 24 años ocupadas lo ha hecho en un 19,4%

Al hablar de formación podemos establecer cuatro grandes categorías: a) Primaria (incluye a quienes hayan acabado o no esa etapa educativa además de las personas que no hayan recibido ningún tipo de formación); b) Primera etapa de educación secundaria; c) Segunda etapa de educación secundaria (incluye también la Formación Profesional) y d) Superior (engloba a quienes hayan completado todo o una parte de un grado universitario, además de a quienes tengan maestrías y/o doctorados).

En el último año en Aragón ha crecido el número de ocupados en dos de los cuatro niveles formativos. Concretamente, han sido contratadas 11.700 personas con la segunda etapa de la secundaria (+8,2%) y 9.100 con formación superior (+4,1%). Estas contrataciones contrastan con la pérdida de empleos entre quienes cuentan con primaria (3.300 empleos menos; -7,7%) y los que tienen la primera etapa de la educación secundaria (pérdida de 13.900 plazas: -9,6%).

Esto difiere de lo ocurrido en la media nacional, pues en el total de España también hay creación de empleo para el grupo con la primera etapa de la educación secundaria.

Los datos aragoneses exhiben una particularidad. Es la comunidad donde más se retrae el empleo de personas con la primera etapa de educación secundaria (el ya visto -9,6% que se compara con una media nacional de un +2,8%); al mismo tiempo que es la región con el mayor aumento de las contrataciones de personas con la segunda etapa de la secundaria (+8,2%, con un incremento medio nacional de un 2,5%). Desde este ángulo de la formación, los 554.700 ocupados que hay en Aragón se desagregan en 39.700 individuos con educación primaria; 131.100 personas con la primera etapa de secundaria; 154.600 con la segunda; y 229.300 personas con formación superior.

Comparativa 2008-2016: crece el empleo para la educación superior

La importancia capital de la educación como medio de maximizar las oportunidades laborales queda latente cuando se comparan los datos actuales con los del inicio de la crisis: a lo largo de ésta, ha aumentado el número de personas trabajando con educación superior, mientras ha caído el de trabajadores con menores niveles de formación. Cuanto menor el nivel formativo, más profunda ha resultado ser la pérdida de empleo.

Así, a lo largo de los últimos ocho años la cantidad de ocupados con formación superior en la autonomía aragonesa ha crecido en 11.200 personas (+5,1%) mientras que la de aquellos con educación primaria se ha reducido en 73.900 (-65,1%), la de quienes cuentan con la primera etapa de la secundaria se ha contraído en 9.900 personas (-7%) y la de los que tienen la segunda etapa de secundaria ha menguado solo en 3.800 (-2,4%). Esto mismo, con ciertos matices, es lo que ha ocurrido en España y en otras once autonomías.

Esto ha significado un importante cambio en la composición del colectivo de ocupados según el nivel de formación alcanzado. En la autonomía aragonesa, la participación en el empleo de quienes tienen educación primaria se ha reducido del 18% de los ocupados en 2008 al 7,2% ahora (-10,8 puntos porcentuales).

Este espacio ha sido ocupado por los demás niveles formativos: la de aquellos con la primera etapa de la secundaria ha avanzado 1,3 puntos porcentuales (hasta el 23,6%), la porción de quienes cuentan con la segunda etapa de la secundaria ha crecido 2,8 p.p. (llegando al 27,9%) y la participación de las personas con formación superior, que en 2008 disponían del 34,6% de los empleos, alcanza ahora el 41,3% (+6,8 p.p.).

En todas las autonomías ha aumentado el espacio ocupado por las personas con formación superior, al mismo tiempo que se retraía el del grupo con educación primaria.

El último aspecto a analizar en esta primera entrega del IV Monitor Anual Adecco de Ocupación, tiene que ver con la nacionalidad del nuevo ocupado en Aragón. Mientras el número total de ocupados ha tenido un incremento interanual de un 0,7% en la autonomía aragonesa, la cantidad de ocupados de nacionalidad española ha mejorado un 0,9%. En cambio, el número de ocupados inmigrantes ha disminuido un 1,1%. Es decir, mientras los españoles residentes en Aragón han captado 4.300 nuevos empleos, los inmigrantes han perdido 700.

Sin embargo, no todos los grupos de inmigrantes han acompañado esta tendencia. El número de personas ocupadas procedentes de otros países de la Unión Europea se ha incrementado un 8,6% (2.900 nuevos empleos), un incremento que contrasta con la caída en el empleo de aquellas de fuera de la UE, que es de un 11,6% (pérdida de 3.700 puestos).

En el conjunto de España, en cambio, el aumento interanual en el empleo ha sido tanto para españoles (+2,5%) como para inmigrantes (+3,8%), pero más pronunciado en el caso de los segundos. Además, a nivel nacional también ha crecido el empleo para los dos grupos de inmigrantes: los de dentro de la UE (+7,5%) y los de terceros países (+1,5%).

Los 554.700 ocupados que hay ahora en Aragón se corresponden con 489.800 personas de nacionalidad española y 64.900 extranjeros (36.500 procedentes de la UE y 28.300 procedentes de otras partes del mundo).

Los inmigrantes equivalen al 11,7% del total de ocupados en la comunidad, dos décimas menos que hace un año y 4,1 puntos porcentuales por debajo del nivel de 2008. Aun así, la proporción de ocupados extranjeros aragonesa es más elevada que la nacional (10,9%).

Canarias y Andalucía son las únicas autonomías en las que la proporción de ocupados inmigrantes es mayor ahora que en 2008.

Comentarios