El cierre del cuartel Sancho Ramírez le supondría al gobierno central tres millones de euros

Cuartel Sancho Ramírez

El diputado socialista por la provincia de Huesca, Gonzalo Palacín, intervenía en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados presentando una iniciativa, que finalmente se aprobaba, en contra del cierre del Cuartel Sancho Ramírez. Volvía a insistir que el cierre es una decisión política y que los criterios económicos que aduce el gobierno no son tales, ya que le supondría un gasto de tres millones de euros.

En su intervención indicaba que los costes de desmantelamiento ascenderían a más de 700.000 euros, a ello habría que sumar otros 1,3 millones para compensar al personal que tendría que salir de allí y otro millón para construir un nuevo edificio para albergar a la unidad en Zaragoza.

Defendía Palacín también que los criterios de organización de los que habla Defensa tampoco pueden ser una razón para realizar el cierre de esta infraestructura militar. Insiste en que el cierre supondría un gran perjuicio para la ciudad de Huesca y para la provincia, con la salida de 300 familias de la capital oscense. Y denuncia que sigue habiendo incertidumbre en muchos de los militares y civiles que todavía están trabajando en el cuartel.

Gonzalo Palacín también denuncia que nadie de Defensa, ni ningún representante del Gobierno de España se haya querido reunir con el Gobierno de Aragón o el Ayuntamiento de Huesca, a pesar de las diferentes peticiones que han realizado.

Está previsto que tanto Gonzalo Palacín, como el alcalde de Huesca, Luis Felipe, hagan una comparecencia de prensa en la jornada de este viernes, a las 11.00, para valorar la aprobación en el Congreso de los Diputados de la Porposición No de Ley en defensa del cuartel presentada por el grupo socialista.

Comentarios