La vieja pista de hielo de Jaca tiene los días contados

Pista hielo Jaca derribo

A finales del mes de octubre empezó la demolición de la vieja pista de hielo de Jaca. Un mes después queda sólo la estructura que en unos días desaparecerá. El Ayuntamiento de Jaca ve en esta demolición un paso hacia el ambicioso proyecto de construcción de una gran zona deportiva. El PP en la oposición ha criticado esta decisión al considerar que debería haber permanecido en pie y rehabilitada.

Desde su construcción en 1972 la vieja pista de hielo de Jaca ha sido un símbolo en su aspiración de ser la capital de los deportes de hielo y de invierno. Su legado tiene continuidad en la actual pista de hielo, que funciona desde 2007, fecha en la que se celebró el Festival Olímpico de la Juventud Europea, el FOJE.

El objetivo final es completar el proyecto urbanístico del complejo del área deportiva de Jaca. La idea del equipo de gobierno es que el año que viene esté en funcionamiento un parkin en superficie y redactar el proyecto del nuevo edificio que se proyecta para ese espacio. Los usos están todavía por definir, pero deberán incluir instalaciones del futuro CEAR, Centro de Alto Rendimiento de deportes de invierno, al que Jaca opta, y del actual CETDI de tecnificación deportiva. También, explicaba el alcalde, podrían necesitar espacio para albergar un nuevo sistema de refrigeración para la actual pista de hielo.

UN DERRIBO CON DISCREPANCIAS

El derribo de la antigua pista es la opción elegida por el equipo de gobierno frente a las voces que pedían su rehabilitación, entre las que se encuentra el PP. Para el alcalde Juan Manuel Ramón esa polémica se basa en sentimientos y no en datos y asegura que el informe técnico debe cerrarla. Los técnicos hablan de ruina urbanística, económica y técnica en el edificio antiguo, aseguran que carece de valor arquitectónico y que su rehabilitación es “inviable” aludiendo a los 15 millones de euros que, estiman, costaría.

Ramón también quiere repartir responsabilidades recordando que este derribo viene de un plan de reurbanización de la zona deportiva que se aprobó por todos los grupos municipales que estaban en el ayuntamiento en ese momento, incluido el PP. También considera que la aprobación de los presupuestos por parte de otros grupos es un aval a este plan.

LA VIEJA PISCINA CLIMATIZADA TAMBIÉN PODRÍA DESAPARECER ESTE AÑO

El hecho de que la cubierta de la nave fuera de amianto ha encarecido y ralentizado el proceso de derribo, que está a punto de finalizar. El pasado mes de septiembre se aprobaba la adjudicación de la demolición a la empresa Reciclados y Demoliciones San Juan por 143.320 euros, la mitad del precio inicial de licitación. Esa rebaja va a acelerar el derribo, también, de la vieja piscina climatizada, situada en ese mismo complejo deportivo y que se espera, comience justo después. Así, la vieja piscina climatizada podría desaparecer también este año.

Comentarios