Acuerdo para fomentar la creación de nuevas empresas en el Pirineo

El Instituto Aragonés de Fomento (IAF) ha firmado un convenció de colaboración con las organizaciones empresariales de la Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza con el objetivo de fomentar la cultura de emprendedores y de actividades empresariales en el territorio. El convenio cuenta con una dotación económica de 25.000 euros, de los que 18.000 son a cuenta del IAF con cargo al presupuesto de la Unidad de Emprendedores para 2016, mientras las asociaciones Adecuara (Asociación para el Desarrollo Integral de la Cuna de Aragón) y Cedecesor (Asociación Centro para el Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza) aportan 3.500 euros cada una.

El Programa pretende seleccionar un máximo de 25 proyectos emprendedores en las zonas de actuación y trabajar con ellos para convertir las ideas en una realidad empresarial y de empleo en el territorio. Los interesados podrán presentar sus ideas y propuestas en cualquiera de las entidades hasta el 31 de enero.

También se facilitará la integración de proyectos definidos y viables en programas especializados de emprendimiento social, agroalimientario o cultural y creativo que desarrolla el IAF. Asimismo, habrá asistencia técnica especializada para acelerar los proyectos, lo que permitirá aprovechar las infraestructuras del IAF y de los grupos Leader, particularmente los viveros e incubadoras de empresas de Jaca, Biescas, Aínsa y Graus.

“Colaborar entre los agentes dinamizadores de la zona para fomentar la cultura emprendedora y las actividades empresariales ligadas a las posibilidades y recursos de los territorios, realizando actividades de sensibilización, divulgación, formación, tutorización y acompañamiento de iniciativas que desemboquen en la puesta en marcha de actuaciones de emprendimiento sostenible en el ámbito rural”.Con estas palabras ha resumido la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, el objetivo del convenio

“La mejora de las infraestructuras físicas y las comunicaciones hace del ámbito rural un espacio muy competitivo para un gran número de actividades”, ha añadido, y ha recordado que la tasa de actividad emprendedora en la Comunidad es actualmente muy superior en el ámbito rural a la del ámbito urbano.

Sin embargo, todavía hay zonas en Aragón que presentan dificultades para responder a las ventanas de oportunidad de esta nueva época, como los territorios de los valles pirenaicos oscenses, con un proceso de hibridación de sectores económicos y con distinto acceso y uso de tecnologías, a lo que hay que se suma la fuerte estacionalidad de las actividades más relevantes y más generadoras de empleo.

De ahí este convenio para desarrollar actuaciones específicas que promuevan la actividad socioeconómica mediante el fomento de la cultura emprendedora, mejorando la formación de la población residente todo el año, aprovechando las ventajas de la tecnología digital que permite suprimir o minimizar la brecha que provoca la geografía y la demografía y a través del uso de metodologías telemáticas que faciliten el acceso generalizado al conocimiento empresarial y de dinamización territorial.

Comentarios