Nuevo modelo de gestión y mayor seguridad en las pasarelas de Alquezar

Estas son las principales conclusiones de la reunión que mantenían en Alquézar, geólogos e instituciones con el fin de conocer la situación actual tras los desprendimientos que se producían en la zona y plantear las acciones que se van a desarrollar. Las obras de reparación del segundo tramo de las pasarelas se prolongarán durante seis meses, mientras que el primero permanece abierto.

Los geólogos de la empresa Geoscan tras un primer reconocimiento de la zona localizaban un único desprendimiento en el segundo tramo producido por las intensas lluvias. Para el geólogo, Juan Ignacio Bartolomé es “necesario minimizar en la medida de lo posible los efectos de estos procesos, teniendo en cuenta que en montaña el riesgo cero no existe”.

En la reunión se incidía que es necesario garantizar la seguridad de los visitantes, y para ello se realizarán revisiones periódicas de la zona, se limitará el acceso y las pasarelas se cerrarán cuando la climatología sea adversa. También se plantea fijar una cuota de entrada a las pasarelas.

La principal tarea ahora es el encargo de un proyecto para recuperar las pasarelas. Las obras de rehabilitación del segundo tramo está previsto que comiencen de forma inminente y se prolongarán durante seis meses.

Los representantes del Ayuntamiento de Alquézar, Federación Aragonesa de Montañismo, Gobierno de Aragón y Diputación Provincial de Huesca destacaban que es necesario invertir en la recuperación de esta infraestructura puesto que es un activo económico destacado para la localidad y la provincia de Huesca. Más de 114.000 personas visitaban el año pasado las pasarelas de Alquézar.

La zona afectada por los desprendimientos es de unos 500 metros y corresponde al nuevo tramo que se inauguraba en el pasado mes de abril. Cabe recordar que este nuevo trazado discurre entre la antigua central eléctrica hasta Batán del Molino de los franceses. Con la ampliación la ruta tiene una longitud total de 5.6 km, apta para todo tipo de públicos, con más de 200 metros de pasarelas aéreas, zonas de mirador; un puente colgante y una plataforma con vistas hacia el pueblo y el curso del río.

Comentarios