Ecologistas en Acción lleva al contencioso -administrativo la licencia de la biomasa en Monzón

Una vez agotada la vía penal, con el archivo de la Audiencia Provincial de la querella criminal presentada contra los funcionarios del INAGA y Ayuntamiento de Monzón que tramitaron el expediente de la planta de la biomasa, Ecologistas en Acción inicia la vía del contencioso-administrativo, ya que el tribunal no ha valorado la legalidad o no de las licencias concedidas. La demanda que presentará en próximas fechas sigue la línea de los recursos interpuestos contra la Autorización Ambiental Integrada, actualmente , en revisión de oficio. Además, anuncia que seguirán con las movilizaciones en la calle.

Ecologistas en Acción cree que existen fundadas evidencias que demuestran

Las presuntas irregularidades que se cometieron en la concesión de licencias, tanto por parte del Ayuntamiento de Monzón, en materia de urbanismo, como en las autorizaciones ambientales del INAGA. No es posible, argumentan, que una industria molesta, nociva, tóxica y peligrosa se pueda instalar a 600 m. de las viviendas de los ciudadanos, cuando existen estudios de organismos tan

prestigiosos como el CSIC o el Instituto Carlos III que indican la relación directa entre incineradoras y el incremento de mortalidad por diversos tipos de cánceres en distancias de hasta 5 km.

Por otro lado, señalan que el plan general de ordenación urbana de Monzón marca la obligatoriedad de instalar este tipo de plantas en polígonos industriales aislados, donde existe suficiente provisión de suelos, norma que se ha vulnerado al otorgar las autorizaciones urbanísticas para instalarse en suelos rústicos, por parte del anterior equipo de gobierno municipal.

Se está a la espera de la resolución de la revisión de oficio, que ha pretendido subsanar las numerosas irregularidades en la tramitación de la autorización ambiental integrada otorgada y que debe resolver el INAGA . En este procedimiento, tanto Ecologistas en Acción, como CHA e IU presentaron alegaciones pidiendo la nulidad de la AAI y una declaración desfavorable que impida la instalación de la incineradora en las inmediaciones de Monzón.

La asociación ecologista insiste en recalcar la peligrosidad de la planta que pretende instalarse a las puertas de Monzón, pues la quema de más de 1.200.000 kilos de astillas de madera diarias, durante 8.000 horas anuales generaría unas emisiones de partículas en suspensión , óxidos de nitrógeno y sustancias altamente tóxicas como los benzopirenos, dioxinas y furanos que supondrían un grave deterioro de calidad del aire y cuyas consecuencias sufrirían los ciudadanos de Monzón y localidades cercanas.

Por ello, además de agotar todas las medidas administrativas y judiciales que se puedan interponer, Ecologistas en Acción, conjuntamente con la Plataforma contra la Incineradora de Biomasa de Monzón continuará con las protestas y acciones reivindicativas en contra del proyecto.

Comentarios