Miguel Gracia: "Las fronteras administrativas no dan respuesta a las necesidades de los vecinos de las zonas limítrofes"

Alcampell Puente Miguel Gracia (Foto Sergio Padura

El Presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, ha defendido en Alcampell el ejercicio del municipalismo, tan importante para limar y resolver conflictos dentro de un mismo municipio, como fundamental para la convivencia con otros municipios, que en el caso de zonas fronterizas como las limítrofes con Lérida, son más fronteras administrativas, ajenas a la realidad de los vecinos.

Así lo ha explicado Miguel Gracia en su visita a Alcampell, en cuyo término municipal ha inaugurado un puente que facilita el tránsito por los lugares de trabajo que lindan con la provincia ilerdense. “Desde la distancia no se aprecia o no se tiene en cuenta en muchas ocasiones a las personas que viven en estas zonas”, ha dicho Gracia, quien ha recordado además la normalidad con que viven el día a día los vecinos y familias de estas zonas limítrofes, “con una convivencia de culturas, tradiciones y hasta lazos familiares”.

Miguel Gracia ha puesto en valor la labor de los ayuntamientos, como administración más apegada al territorio y a las necesidades de sus vecinos y que así traslada sus demandas a administraciones como la Diputación de Huesca. “No existe duplicidad de competencias; es más desde la Diputación Provincial llevamos a cabo aquellas acciones que otras administraciones no alcanzan; y lo hacemos porque nuestro objetivo es que la gente que quiera vivir en un pueblo pueda hacerlo”, ha dicho. “Entiendo que este mensaje de las duplicidades se emite muchas veces por desconocimiento de lo que se hace en los pequeños municipios”, ha añadido.

Gracias a este puente, construido sobre uno de los ramales de desagüe del Canal de Aragón y Cataluña, se evita que, sobre todo los agricultores y trabajadores de las fincas de esta zona, tengan que hacer una rodeo de más de 2 kilómetros para acceder a sus campos y otros lugares de trabajo, tal y como desde hace años venía sucediendo. De esta forma, las provincias de Lérida y Huesca están mejor conectadas y los vecinos de ambas partes salen beneficiados en un ahorro de tiempo en las comunicaciones entre Alcampell y Almenar.

El puente ha supuesto una inversión de más de 90.000 euros, financiados por la Diputación Provincial de Huesca y está en funcionamiento desde comienzos de 2016. Por los diferentes procesos electorales no se había inaugurado antes.

El alcalde de Alcampell ha agradecido la sensibilidad de la Diputación de Huesca para con el medio rural y ha subrayado “la interrelación histórica y tradicional por proximidad geográfica entre los vecinos de esta zona de Huesca y los de Lérida”. El puente de Alcampell no sólo mejora la vertebración en el propio término municipal y comarca literana sino que además potencia la comunicación con la provincia de Lérida.

Comentarios