FAPAR valora los datos en Aragón del informe PISA

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FAPAR) indican que hay una mejora de los resultados en España y todavía son “mejores” en Aragón. Sitúa a esta comunidad autónoma en la quinta comunidad, pero desde la Federación insisten en que hay que relativizarlo y no caer en complacencias erróneas.

Señalan desde FAPAR que las evaluaciones son necesarias cuando están al servicio de la mejora del sistema educativo. En ese sentido, PISA, informe cada vez más cuestionado, tiene valor porque nos permite compararnos con nosotros mismos y apreciar nuestra propia evolución, más que establecer comparativas con otros países, con los que las diferencias de partida, de inversiones y de metodologías pueden dar resultados diferenciados engañosos.

En este sentido, desde Aragón, se puede sentir satisfacción, inciden, pero a la vez cierta preocupación porque las diferencias con otras Comunidades de nuestro país son muy elevadas, lo que no está garantizando la imprescindible equidad entre territorios: “No podemos valorar un sistema educativo que trabaja por una formación completa solo por tres competencias, que son importantes y necesarias, pero no menos que otras que no figuran en el informe PISA y también contribuyen a formar ciudadanos integrales”.

A estos resultados ha contribuido sin duda ninguna la LOE, según FAPAR, que, con todas las mejoras que necesitaba, desarrolló la universalización de la educación que introdujo la LOGSE y profundizó en la atención a la diversidad, que la LOMCE aniquila. En este sentido, nuestra Comunidad es una excepción, ya que el actual Departamento ha apostado por mantener programas de atención a la Diversidad, especialmente en el currículo de Secundaria.

Estos resultados “ponen de manifiesto nuevamente la inutilidad de las repeticiones y advierten sobre la necesidad de introducir nuevos métodos en nuestras aulas y son una prueba más de la innecesaria LOMCE, que ni antes ni ahora pueden justificarla y que debe ser derogada ya”.

En Aragón, por tanto, sentencian en FAPAR, “se mejoran resultados pese a las políticas de recortes con un esfuerzo más que meritorio de la comunidad educativa, que ha suplido, especialmente profesorado y familias, en quienes la escuela delega cada vez más trabajo, muchas de las carencias existentes estos años en nuestras aulas. Sin embargo, reiteramos una vez más que esta delegación en las familias acabará generando diferencias que no son sostenibles en un sistema educativo equitativo”.

Comentarios