Bulic y Pablo Pérez confían que el Magia Huesca va a mejorar para la segunda vuelta

Los nuevos fichajes del conjunto oscense siguen en fase de adaptación y es que no es normal tener que realizar tres cambios en prácticamente dos semanas para completar la plantilla tras las salidas de Carlino y Jankaitis, y la marcha a la selección sub-19 de Álvaro Sanz. Han llegado Pablo Pérez, Bulic y Gantt para reforzar un equipo que todavía no ha dado su mejor versión.

Los dos primeros eran presentados en el Café Bar Álvaro, uno de las entidades colaboradoras del club, donde los jugadores destacaban sobre todo que están muy a gusto en Huesca y que esperan que en la segunda vuelta, con más tiempo de preparación y para acoplarse, se pueda ver a un Magia Huesca mucho mejor.

En el caso de Pablo Pérez es un joven base que quiere aprovechar la oportunidad que le brinda el Peñas. Como ya señaló en su día para él es una gran oportunidad. Está contento con lo que se ha encontrado y del recibimiento que le han hecho los compañeros y cree que se está haciendo un buen trabajo, a pesar de la derrota con Logroño, y que es el camino a seguir para mejorar los resultados.

En el caso de Bulic llega de la mano del técnico Sergio Jiménez que le conoce bien y que apuesta por un jugador que puede aportar defensa. Para el pívot es la clave y un arma que hay que intentar mejorar, junto con la intensidad, para que no se repita lo del pasado viernes en casa.

Este viernes se visita al Guipúzcoa Basket, donde milita el ex peñista Pardina, en una de las salidas más complicadas de la temporada, pero el equipo tiene mucha ilusión y ganas de resarcirse tras el tropiezo de la última jornada en el Palacio de los Deportes.

Comentarios