Jose Antonio Adell firma libros en Librería Castillón de Barbastro

Este sábado, de 11:00 a 14:00 horas en Librería Castillón, el escritor José Antonio Adell firmará ejemplares de su última novela “De los Pirineos a los Andes. Crónica de una maestra”, de la editorial Pirineo, y también cualquier otro título de su extensa bibliografía.

La última novela de Adell se presentaba en Huesca y recientemente en la Feria del Libro Aragonés de Monzón. La última novela de Adell narra la historia de una maestra de Sobrarbe, que por distintos motivos viaja a Bolivia para ver a su hijo y luego regresa a su tierra. Adell realiza una trama en la que además de la historia, hay un reconocimiento y homenaje al trabajo de los maestros a lo largo de la historia. Cabe recordar que el autor hasta hace un año, en el que se jubiló, ha sido docente. El escritor ha aprovechado sus tres meses como cooperante en esas tierras para introducir en la novela sus paisajes, descritos con sus ojos.

De los Pirineos a los Andes. Crónica de una maestra

Orosia regresa al pueblo de Sobrarbe en el que ejerció de maestra durante veinticinco años, donde recibe un homenaje de los que fueron sus alumnos. Allí recuerda la traumática separación con su esposo y casualmente coincide con el que había sido su primer novio, Martín. Él ha enviudado y, tras algunos encuentros, reverdece su antigua historia de amor. Orosia se jubila y marcha a Bolivia seis meses para visitar a su hijo Tomás que trabaja en una multinacional. Allí conoce a su prometida, Yanai, separada y con una hija, Sumailla, muy amiga de Sisa. De ambas niñas deberá cuidar nuestra protagonista, a la vez que se encuentra envuelta en situaciones difíciles y complejas. Recorre la ciudad paceña y viaja por el país. Conoce a Amaru, con quien está a punto de iniciar una nueva relación, pero en España le espera Martín. La novela describe la vida y la escuela de un pueblo pirenaico en la década de los sesenta y los setenta del pasado siglo y nos ofrece un viaje cargado de anécdotas por parajes poco conocidos en la lejana y agreste Bolivia.

Comentarios