Exposición de origami en el Museo Diocesano de Barbastro

Este martes, a las 19.30 horas, se inaugura en el Museo Diocesano Barbastro-Monzón, una exposición titulada ‘Origami, un mundo en papel plegado’ organizada por la Escuela Museo Origami Zaragoza (EMOZ) que se podrá visitar hasta el 2 de febrero en la sala de exposiciones temporales del Museo.

La actividad se completará con dos talleres que se llevarán a cabo el 14 de enero titulados ‘Origami, un arte a tu alcance’ con el objeto de poner en práctica este tradicional arte japonés.

Para niños, entre 6 y 12 años, el taller será a las 16 horas, y para mayores de 12 años, a las 17.30 horas. El precio por persona es 5 euros y será necesario reservar la plaza y adquirir la entrada al taller porque son limitadas.

El contenido del taller será aprender paso a paso los pliegues y las formas básicas para conocer y disfrutar del mundo del "origami", realizando cajitas, animales, flores, piezas modulares y geométricas. Aprender a "leer" e interpretar diagramas, para luego hacer alguna de las muchas formas que existen, inclusive, figuras que se realizan para ser utilizadas como adorno, obsequio, souvenir, o simple pasatiempo. El origami es una técnica que desarrolla la creatividad, la capacidad de concentración y ejercita la habilidad con las manos.

El origami es un arte japonés que consiste en plegar un papel rectangular o cuadrado, preferentemente cuadrado, para obtener figuras sin utilizar pegamento ni recortar. El nombre de este arte proviene de la palabra japonesa “Ori” que significa doblez y de la palabra “Kami” que significa papel.

Aunque se suele pensar que es originario de Japón, en realidad, se originó en China alrededor del siglo primero o segundo y no fue sino hasta el siglo sexto que llegó a Japón llevado ahí por los monjes. El papel no era tan sencillo de conseguir, ya que, el papel hecho a mano era accesible sólo a la clase rica y privilegiada y a la clase religiosa por lo que, en un principio, el origami se utilizaba únicamente con fines religiosos, y en importantes ceremonias.

Poco a poco las diferentes técnicas de fabricación de papel lograron que el origami fuera permeando a las clases menos afortunadas pero igual de creativas y hábiles en la formación de figuras. Ranas, estrellas, garzas, peces, flores, barcos, aviones y animales de todo tipo, así como figuras geométricas de colores viene a nuestra mente en cuanto escuchamos la palabra origami.

Comentarios