La biopsia líquida altamente sensible en cáncer colorrectal metastásico empezará a aplicarse con fines clínicos a principios de 2017

La biopsia líquida altamente sensible en cáncer colorrectal metastásico empezará a aplicarse con fines clínicos a principios de 2017

Un análisis de sangre en lugar de una toma de muestra del tejido en quirófano. Este es el gran cambio que va a percibir el paciente de cáncer colorrectal metastásico que, en lugar de tener que ser hospitalizado para que los médicos le hagan una biopsia de su tumor, le realizarán un análisis rutinario de sangre. Se trata de una técnica menos invasiva y más rápida (alrededor de cuatro días frente a diez), pero que debe realizarse en laboratorios muy especializados y que dispongan de tecnología muy compleja para el aislamiento y el estudio molecular.

En Aragón, ya se lleva trabajando meses en su implantación en el Hospital Universitario Miguel Servet (HUMS) pero la prestación se ofrecerá a todo paciente aragonés, de Navarra, La Rioja y otros lugares de España que lo requiera y cumpla los requisitos médicos que indiquen que se puede beneficiar de estas técnicas (cáncer colorrectal con diagnóstico clínico radiológico de metástasis).

Para el doctor Antonio Antón, jefe de Servicio de Oncología Médica del HUMS, “esta prueba es una herramienta clave para identificar a los pacientes que necesitan recibir unas terapias enfocadas a las mutaciones genéticas del tumor”. “Se trata de un gran avance porque nos permite poder administrar el tratamiento a aquellas personas que realmente lo necesitan, es lo que llamamos medicina de precisión, tratamientos adaptados a las características del tumor de cada paciente”, añade.

El doctor Ramiro Álvarez, jefe de Servicio de Anatomía Patológica, señala que es una técnica muy útil en el seguimiento del paciente y estima que aplicarán la biopsia líquida a entre 300 y 350 pacientes al año. De momento, ya se han hecho los estudios pertinentes de concordancia que se requieren para dar los primeros pasos. En total, han sido 22 pacientes a los que la tradicional muestra en tejido da unos resultados compatibles con el estudio en sangre.

Ventajas

La ventaja es que la biopsia líquida, como se le denomina, es menos invasiva para el paciente y da información en tiempo real. “La biopsia líquida nos dice si hay ADN del tumor circulante, pero además nos indica si ese ADN ha mutado o no”, explica el doctor Álvarez. “Si detecta ADN mutado, podemos enfocar mejor el tratamiento, dado que éste será diferente a si no hay mutación”, concluye.

Esta prestación va a estar disponible en una docena de hospitales de toda España. La biopsia líquida permite el desarrollo de tratamientos de precisión y adaptados al perfil molecular del tumor de cada paciente con cáncer colorrectal metastásico, en tiempo real, ya que se está analizando el producto del tumor en ese momento, gracias al análisis en el ADN tumoral circulante del estado de las mutaciones de dos oncogenes, que afectan aproximadamente a la mitad de los pacientes con esta patología.

 

Comentarios