El PAR de Huesca insta al ayuntamiento a evitar la subida del IBI

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés ha instado al ayuntamiento de la capital oscense a “dejar sin efecto tributario real la actualización de valores catastrales a la que acaba de ser autorizado y que supondría un nuevo incremento del impuesto de bienes inmuebles a los oscenses”. La autorización del Gobierno central, en respuesta a la solicitud planteada por el propio ayuntamiento, ha sido publicada en el BOE del día 3 de diciembre, dentro del Real Decreto-ley 3/2016, y equivale a un coeficiente del 1,03 que supone aumentar el tres por ciento del impuesto.

El PAR de Huesca entiende que “otra subida del IBI no es la forma con la que el ayuntamiento puede contribuir a mejorar la economía de vecinos, familias y empresas, en pleno intento de recuperación tras la crisis, sino al contrario: es un lastre más”. El comité de los aragonesistas recuerda que en el presente ejercicio ya se produjo una primera fase de actualización catastral de un “más que notable” diez por ciento, aunque no repercutió en los recibos por la finalización del aumento extraordinario del IBI por ese mismo porcentaje, que fue decretado en el periodo 2012-2015 por el Gobierno central en los peores momentos de la recesión. “Sin embargo, se perdió la oportunidad de reducir ese recibo y los impuestos a los oscenses”.

“Ahora -explica el PAR oscense-, se lleva a efecto una segunda fase de actualización que estaba pendiente de la autorización por lo que no fue incluida en las ordenanzas fiscales municipales aprobadas sólo provisionalmente en pleno del pasado octubre. De esta forma, cabe aún estudiar una fórmula de modificación a la baja del IBI de cara a la aprobación definitiva de las ordenanzas en próximas semanas y así, compensar el incremento de valores sin aumentar la presión fiscal y ese tres por ciento del impuesto”.

En la presentación de los tributos locales, el gobierno municipal tripartito no se pronunció sobre su decisión final respecto al IBI en caso de producirse esta actualización, “aunque -a juicio del PAR- es previsible que aplique su política y suba los impuestos, aduciendo hechos consumados, despreciando el montante global o alegando la necesidad de recaudar para destinar después esos fondos a sus ‘microinversiones’ sin criterio”.

El comité oscense del PAR detalla que “en su momento, el tripartito valoró que la actualización catastral significaría unos 450.000 euros de mayor recaudación para el ayuntamiento en 2017. Esa cantidad no justifica el aumento de la carga tributaria sobre la sociedad ya que, por ejemplo, se ha presupuestado de nuevo 600.000 menos que en 2015 a través del convenio con la DGA, por lo que es evidente que existen otras vías de ingresos y financiación, después de que este año ya se recortara a la mitad ese ‘convenio de Presidencia’ y se haya previsto mantener el mismo recorte para el próximo ejercicio. En este caso, logrando una mayor colaboración desde el actual Gobierno de Aragón, o al menos similar a la obtenida con el anterior gobierno, es decir, sólo con recobrar ese concepto de aportación de la DGA, se superaría los ingresos para el ayuntamiento por la subida del IBI tras la actualización, pero sin añadir más impuestos a los oscenses”.

Comentarios