Pauner: ‘Las montañas me lo han dado todo. Lo mejor ha sido el camino para llegar a ellas’

Carlos Pauner

El alpinista altoararagonés Carlos Pauner ofrecía, este sábado en Graus, dentro de los actos del XX Aniversario del Centro Excursionista de la Ribagorza (CER) una charla denominada ‘Conquistar la cima’ en la que hablaba del Himalaya, de su experiencia en esta cordillera, de esfuerzo y superación. La presencia de Pauner en Graus despertó mucho interés entre los vecinos de Graus y Ribagorza que llenaron la nave central de Espacio Pirineos no sólo para escuchar a Pauner sino también para, posteriormente, abrir un coloquio. El acto duró casi dos horas.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

La base de la charla fue un documental que recoge la expedición al Annapurna en la primavera de 2010, una película, explicaba Pauner muy especial para él porque refleja el esfuerzo y motivación que se necesita para intentar alcanzar la cima de este ocho mil, y el nivel de riesgo que tiene.

El primer montañero aragonés en coronar los 14 ocho miles del planeta, decía, en alusión al título de la conferencia que conquistar la cima es tener un proyecto, ‘que te permita crecer y superarte, una ilusión y un sueño por el que luchar’.

En su caso, el proyecto de los 8 miles le llevó casi 15 años. Tras él, llegó, en 2015, el proyecto 7 cimas.

El Annapurna y el K2 son las montañas con las que se queda. La primera por el peligro y la exigencia. Se trata de la cumbre conocida por ser la que mayor tasa de mortalidad tiene, lo cual la ha convertido, entre los montañeros y alpinistas, en una montaña de leyenda, a la que las expediciones llegan con mucho respeto y miedo por el tremendo riesgo que plantea.

En el otro lado, el ocho mil más hermoso para Pauner, el K2 también difícil, explicaba, pero que aunque exige también da.

Decía Pauner que las montañas le han dado todo pero que, en estos años, lo mejor no ha sido hacer cumbre sino el camino recorrido para hacerla. El secreto concluía, está no sólo en conocer la montaña sino también conocerse a uno mismo y saber ‘cuando hay que empujar a muerte para llegar o cuabdo hay que renunciar’.

Comentarios