Se cierra la semana con un balance positivo para el sector turístico del Pirineo Aragonés

Formigal esquí ski esquiadores nieve

Dejamos atrás la semana de la Constitución e Inmaculada con un balance positivo para las estaciones de esquí, los comercios, restaurantes y hostelería de los valles del Pirineo Aragonés. La ocupación en los hoteles y estaciones es de esquí ha ido de menos a más a lo largo de los últimos ocho días.

El puente intenso y de aglomeraciones de ediciones anteriores, se ha convertido este año, en un doble puente, o en una semana de ocupación continuada. El tiempo ha acompañado con días despejados y todas las estaciones del Pirineo Aragonés han estado abiertas. Los datos en cuanto a afluencia de esquiadores son bastante mejores que el pasado año. En la última semana ha habido en torno a 125.000 usos de pago, mientras el pasado año, de puente de cuatro días, se alcanzaron 50.000 usos.

Los centros invernales han ofertado 170 kilómetros esquiables de calidad dura con zonas de nieve polvo. El balance ha sido positivo y la afluencia de esquiadores ha ido de menos a más, siendo el sábado día 10 el de mayor ocupación.

Todos coinciden que prefieren un inicio de temporada como la de este año, con ocupación continuada durante una semana y sin grandes aglomeraciones, a cuatro días intensos de un macro puente.

Andrés Pita de la zona Astun-Candanchú ha manifestado que este año en el cómputo total la afluencia de esquiadores ha sido mayor que el año anterior. Se cierra una semana positivo con buenas expectativas, ya que de cara al próximo fin de semana se anuncia nieve en las zonas de montaña.

El grupo Aramón hace un balance satisfactorio del gran puente de la Constitución y la Inmaculada, prácticamente una semana festiva que se cierra con cerca de 80.000 esquiadores en las estaciones de esquí. Los turistas han podido disfrutar de las pistas de esquí del Pirineo de Formigal-Panticosa y Cerler, así como de las instalaciones de Teruel que aunque no han abierto para la práctica deportiva sí lo han hecho para los clientes que se han acercado a tocar la nieve, disfrutar del trineo y las raquetas, o de la nueva pista de hielo de Valdelinares.

La semana festiva ha ido de menos a más, siendo este último puente de la Inmaculada, a partir del día 8 de diciembre, cuando más afluencia de gente ha habido en las estaciones de esquí.

Para el sector de la hostelería y restauración la semana ha sido positiva.. Los porcentajes de ocupación, como estaba previsto, también han ido de menos a más, pasado de una media del 60% en la primera parte, a un 85% en la segunda parte. Pepe Pérez, vocal de hostelería de Acomseja, señalaba que los datos son buenos.

Para otros sectores comerciales como las tiendas de deporte, esta semana es una de las más importantes del año. José Ricardo Abad de deportes Jorri, manifestaba que afortunadamente una vez más gran parte de visitantes han elegido el Pirineo para pasar sus días de descanso y vacaciones. Este doble puente deja buenas sensaciones, sobre todo pensando en los días navideños.

En cuanto al tiempo, el inicio de semana será similar a los últimos días, con cielo despejado. De cara al final de la próxima semana, la predicción anuncia la llegada de un frente que podría dejar nieve en las estaciones de esquí

Comentarios