Diez pymes, de otras tantas comarcas altoaragonesas, galardonadas en los Premios Cepyme

El tejido empresarial aragonés está formado por 90.325 empresas de las que tan solo 33 son grandes empresas y el resto, el 99,96%, son pymes y autónomos. Además, el 95,43% de las mismas son microempresas, es decir, empresas de menos de 10 trabajadores. A ello cabe añadir que las pymes y los autónomos son los creadores de 7 de cada 10 empleos en Aragón. A pesar de esta radiografía, no existe en nuestra Comunidad un reconocimiento que se corresponda a la misma y dé voz a la mayoría silenciosa. Por ello, CEPYME Aragón ha organizado la primera edición de unos premios para y por los empresarios, esos que cada día y durante muchos años han levantado la persiana de su negocio. Se ha otorgado un premio por cada comarca aragonesa.

Hay un total de 34 premiados, que han sido propuestos por las asociaciones empresariales de cada territorio teniendo en cuenta su trayectoria, proyectos y prácticas empresariales, y un reconocimiento especial que ha elegido el jurado de manera discrecional, y que ha recaído en el Grupo San Valero.

En la comarca de los Monegros ha ganado el premio el restaurante y bar El Español, de Bujaraloz. En la Hoya de Huesca, A fadriquera, de venta y confección de indumentaria tradicional aragonesa, en Huesca. En el Bajo Cinca, Agrostock, de Fraga, que se dedica a la fabricación de fertilizantes y correctores agrícolas. En la Litera, Afiche, de fabricación e instalación de rótulos, luminosos y decoración de vinilos, en Binéfar. En el Cinca Medio, la empresa montisonense Ferrocle, de cerrajería y forja artística, esculturas, arte y carpintería metálica. Del Somontano, la librería Ibor de Barbastro. En la Ribagorza ha ganado el premio la cafetería y hostal López, de Graus. En el Sobrarbe, el Hotel restaurante Revestido, de Escalona. En el Alto Gállego, As Tucas, empresa de venta de ropa y material de montaña ultraligero y a medida de Sabiñánigo, y en la Jacetania, Neumáticos Lorés, taller de mecánica del automóvil y venta y reparación de neumáticos.

Aragón se caracteriza por su dispersión territorial y son los pequeños empresarios los que vertebran la Comunidad convirtiéndose en el principal motor de progreso económico. Con estos reconocimientos, CEPYME Aragón quiere poner en valor el trabajo que desarrollan en el día a día de sus municipios, favoreciendo el empleo y el asentamiento de la población.

Los galardonados recibían un monotipo de una obra del artista aragonés Miguel Ángel Arrudi perteneciente a la serie ‘Aragón: Tierra de montañas’. El monotipo está totalmente personalizado de manera que cada premio es único.

Comentarios