Un total de 92.809 vehículos han circulado por el Monrepós del 2 al 11 de diciembre

Monrepós, un magnifico termómetro para conocer los desplazamientos hacia el Pirineo, tanto de subida como de bajada.Este macropuente, al ser más días (diez), ha frenado las retenciones tanto en la operación entrada como en la de salida. Los días 11 (Domingo) y 6 (martes) fue cuando más tráfico se contabilizó.

La suma de vehículos por la cima del puerto, tanto de subida como de bajada, revela que han aumentado los desplazamientos durante estos días con relación a otros años. Se confirma, por tanto, que ha sido un buen macropuente y que han circulado 92.809 vehículos.

Con relación a otros años, casi se ha duplicado el número de coches que han viajado al Pirineo por la A-23. A estas cifras de entrada al Pirineo de los valles de Tena y Aragón, hay que sumar los que llegan por Santa Bárbara, por la autovía de Pamplona y por los pasos de Somport y Portalet.

Desde el sábado día 2 de diciembre al domingo 11, el paso de vehículos se ha movido cada día entre los 7.637 (domingo 4) a los 11.257 (domingo 11), sumando las dos direcciones.

El año pasado (2015) fueron cinco días de puente y se contabilizaron 56.482 usos

OTROS AÑOS

2008. Los mayores registros de circulación se producían para un fin de semana de San Valero con 12.000 vehículos por el alto del Monrepós al igual que San Valero de 2009 con 10.200.

2011. En Semana Santa, fueron 43.297. Ese año con las pistas de esquí cerradas, salvo Cerler, hubo menos tráfico en este puente.

2012. En el puente de la Constitución 46.000

2013. Llegaron a circular 53.000 vehículos del 5 al 9. El día de mayor tráfico fue el viernes seis con 11.464.

2014. Con las estaciones, todas cerradas, la operación retorno del puente de la Inmaculada dejo 40.203 usos en las dos direcciones.

La actual estructura del trazado con continuos cuellos de botella provoca en los momentos punta de circulación que A-23 que se convierte en N-330 no pueda absorber todo el tráfico. La finalización de la autovía cada vez se hace más urgente.

Las tardes de los domingos o regreso de puentes festivos dejan la misma fotografía: coches parados en la cara norte del puerto. Además de haberse convertido en una vía complicada y con multitud de accidentes Los esfuerzos por desviar tráfico por el puerto de Santa Bárbara-Ayerbe para desatascar la N-330 son insuficientes.

Comentarios