La Junta de Personal pide que, si en 2017 hay que reducir aulas en la ciudad de Huesca, se recorte en la concertada

La Junta de Personal Docente no Universitario de la provincia de Huesca advierte de que el próximo curso habrá 90 niños menos para escolarizar en la ciudad de Huesca y que, en 2018, la merma prevista será de 75. Ante este escenario, la Junta recuerda a la administración educativa que debe priorizar la enseñanza pública sobre la concertada, de manera que, si tiene que eliminar vías en la ciudad, el recorte debe realizarse en los colegios concertados y no en los públicos.

Desde la Junta se ha convocado a una concentración que tendrá lugar este miércoles 14 a las 18 horas en la plaza Cervantes de Huesca.

Teniendo en cuenta que hay ocho centros escolares públicos y cuatro concertados-privados, y solamente una previsión de 480 matriculas para el próximo curso, la Junta exige a la administración educativa aragonesa que progresivamente deje de firmar conciertos, que se decante por una única red pública sostenida con fondos públicos, que aumenten los fondos destinados al sistema educativo, proporcionando los recursos humanos y materiales necesarios que redunden en una mejora de la calidad de la enseñanza Pública.

También, la Junta aportaba un estudio realizado por el Observatorio por la Educación Pública, en el que se señala que, exclusivamente desde el punto de vista económico, a igualdad de condiciones, ambos modelos cuestan prácticamente lo mismo (4.185 euros por alumno en la pública, frente a 4.184 en la privada-concertada).

Por último, añade la Junta que la escuela concertada desatiende las zonas rurales, excluye alumnado, no es un sistema igualitario, si no que segrega a la población, sin apenas dar cabida al alumnado inmigrante y de minorías (el 82% de alumnos inmigrante y de minorías está escolarizado en la escuela pública)

Comentarios