Más de 6.000 personas han sido atendidas por Cáritas Barbastro - Monzón en lo que va de año

cáritas monzón

La sede de Cáritas Diocesana Barbastro – Monzón, en la capital ribereña, acogía la presentación de la Campaña de Navidad de esta organización, que corría a cargo del obispo Ángel Pérez y del director José Luis Escutia.

Audio sin título
Audio sin título

El prelado se valía del lema que usó un grupo de riojanos en una Jornada Mundial de la Juventud para explicar que Jesús nace para todos, y para imitarle –decía-, hay que mostrarse cercano y cariñoso. Las personas que lo pasan mal necesitan gestos, no palabras.

Por su parte, Escutia era el encargado de aportar algunos de los datos que ha arrojado Cáritas Diocesana en lo que va de año, a fecha 30 de noviembre, periodo en el que se han atendido un total de 6243 personas. Son, por tanto, datos provisionales de las ayudas concedidas. Según decía, van en la línea de las del pasado año.

La organización está jugando un papel fundamental en cubrir las necesidades que los servicios sociales no llegan (278 personas han sido derivadas de estos servicios). La mayor parte del pastel se la llevan las ayudas económicas (4.110). Llama la atención las 752 prestaciones que se han ofrecido a personas que acudían por primera vez a Cáritas. También reseñable es el hecho de que, a nivel nacional, se han atendido a más españoles que extranjeros.

A nivel económico, en lo que va de año se han dado alimentos por valor de 78.670€; ayudas de vivienda, hogar y sanidad valoradas en 22.314€; escolares en 2.387€ y de transporte, 900€. No obstante, hay que tener en cuenta que hay muchísimos voluntarios que dan clases de repaso por toda la diócesis altruistamente, y por tanto, no se computan como coste. Son, por tanto, cifras con un efecto elevado a la enésima potencia, como explicaba Escutia.

Entre otros datos, el director diocesano también enumeraba el ranquin de localidades con mayor cantidad de ropa recogida a través de los contenedores de ropa usada. En primer lugar está Barbastro, con 63.870 kg, seguido de Monzón, con 46.540 kg, Fraga, con 35.510 kg y de Binéfar, con 27.790 kg. Para Escutia, esto es otra demostración de generosidad, y por ello, anunciaba que se van a instalar nuevos contenedores en poblaciones más pequeñas.

Comentarios