La montisonense Lorena Cosba expone su obra fotográfica en Zaragoza

lorena cosba

La fotógrafa montisonense Lorena Capdevila, más conocida como Lorena Cosba, aterriza en Zaragoza con su última creación, Catálogo de objetos (que estaban tristes). La obra, que está a la venta, se puede contemplar en el Espacio Horst (C/ San Jorge, 26) de la capital aragonesa.

Cosba regresa al mundo de la exposición después de realizar muestras como su Galería Imaginaria o #Paredesqueparecencosas, con un exquisito recorrido por una colección de objetos encontrados, reutilizados, intervenidos y devueltos a la vida a través de una mirada de instalación, que juega con el tiempo y el espacio y que convierte cada pieza en una extraña y poderosa intervención.

La obra está inspirada en una frase de Gabriel García Márquez: los objetos tienen vida propia, sólo es cuestión de despertarles el alma. En esta línea, Cosba incorpora en su muestra la búsqueda y rescate de objetos olvidados desde distintas ópticas: transferencias fotográficas a adoquines en cajas de chocolate, baldosas y baldosines de obra alterados con elementos naturales, collages de fotografías sobre papel de acuarela intervenida con hilos y fotografías envasadas en objetos de madera, cajas de cerillas manipuladas con fotografías coloreadas, y hasta arena de playa y botes con lágrimas.

La autora de Monzón, afincada en Zaragoza, estudió en la Escuela de Arte de Huesca, formación que complementa con su trabajo especializado en procesos fotográficos antiguos, así como con monográficos con fotógrafos como el premio nacional Humberto Rivas. Durante años trabaja en prensa especializada en viajes y gastronomía para el grupo editorial Descubre Aragón, así como en el Diario del Alto Aragón en la cobertura del Festival de Cine de Huesca. Se establece como fotógrafa freelance y desarrolla actividad docente, fotografía social y de estudio.

Ha ganado varios premios fotográficos como el de Proyecto Hombre, de la Fundación Arad contra la drogadicción, del Ayuntamiento de Huesca, Asociación del Casco histórico de Zaragoza y ha participado en exposiciones individuales y colectivas en la Sala Juana Francés del Ayuntamiento de Zaragoza, la sala Xaudaró de la Casa de la Cultura de Monzón, el Centro de Historias de Zaragoza, el Matadero de Huesca o el Espacio en Blanco de la Universidad San Jorge de Zaragoza. Y forma parte, junto a otras tres fotógrafas aragonesas, del Colectivo 4F, que desarrolla actividad formativa y de difusión del quehacer fotográfico en la comunidad.

Comentarios