CCOO alerta de que la brecha salarial empobrece las pensiones de las mujeres

La Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO ha presentado las conclusiones del informe realizado por el Observatorio Social de las Personas Mayores. Desarrollado por la Fundación Primero de Mayo y CCOO Pensionistas, analiza las condiciones de vida de las personas mayores, su estado de salud, sus recursos, tanto económicos como de protección social, y los riesgos específicos a los que se enfrentan. Entre las principales conclusiones figuran que se ha perdido un 1,1% de poder adquisitivo. Además, se constata una gran brecha salarial, y que las mujeres cobran pensiones más bajas que los hombres, por lo que el riesgo de pobreza es mayor en ellas.

En la Comunidad autónoma aragonesa hay 296.544 pensiones contributivas y una pensión media de 947,12 euros. En el caso de las no contributivas el número es de 7.519 con un promedio mensual de pensión del 370.88 euros. En cuanto al grupo de las personas dependientes, en Aragón hay 19.500 personas que dependen de que se mantenga y mejore la ley de la dependencia. El 48% son cuidados por familiares y el sindicato solicita que los dependientes sean cuidados por profesionales.

CCOO resalta la importancia de que las jubiladas y jubilados no pierdan poder de compra. El informe desvela que el 29 de los hogares viven gracias a los pensionistas y jubilados “, por ello reclaman medidas para mantener y fortalecer el sistema público de pensiones. Y es que en lo que va de año los pensionistas han perdido un poder de compra del 0,45% y en el periodo de crisis, la cifra es de un 1,1%. “Con una inflación del 2%, en los próximos diez años se perderá un poder adquisitivo que ronda del 14 al 28%”, aseguran.

Las pensiones en España son de las más bajas de la Unión Europea y las personas jubiladas dedican un 50% de sus pensiones a comprar alimentos de primera necesidad. CCOO ha trasladado al Gobierno la necesidad de crear un IVA reducido para la alimentación y la energía doméstica para erradicar el problema de la pobreza energética que afecta a numerosos hogares españoles. Además, muestran su preocupación por la reducción de gasto en materia sanitaria del 12%, desde el año 2009 hasta la fecha presente. Exigen al Gobierno que retire el copago sanitario porque han retirado 450 medicamentos de la financiación pública.

El sindicato reclama el incremento de las bases máximas de cotización lo que supondría una inyección de 7.000 millones de euros, la equiparación de las bases medias de cotización en el Régimen de Autónomos y el Régimen General de la Seguridad Social (7.000 millones), que el Estado asuma los gastos de la Administración (3.800 millones), que las tarifas planas de ayudas a la contratación se financien vía impuestos (1.800 millones), también la reforma del régimen jurídico de las pensiones de viudedad, orfandad y a favor de familiares o la puesta en marcha de políticas de empleo que permitan recuperar 3 millones de empleos y que supondría 15.000 millones de euros.

La brecha salarial supone también que las mujeres cobren una pensión más baja en nuestro país, a pesar de que haya mayor número de mujeres mayores que hombres (un 33% más). La tasa de riesgo de pobreza es mayor que la de los hombres: un 13,2% frente al 11,1%.

Ana Martínez, Secretaria de la Mujer de la Federación de Pensionistas, ha asegurado que “para equiparnos en materia de pensiones deberíamos empezar igualando los salarios de los compañeros que realizan el mismo que nosotras”.

Martínez resalta que las personas mayores son más vulnerables al maltrato y ponía especial hincapié en crear protocolos para evitar la violencia de género. “Hay que perseguir al maltratador, proteger a la mujer y crear protocolos de cooperación con el médico de familia”.

Comentarios